25 de febrero de 2021
30 de marzo de 2014

La ONU insta a las FARC a reconocer la legalidad colombiana

BOGOTÁ, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El representante de Naciones Unidas en Colombia para los Derechos Humanos, Tom Howland, ha instado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a reconocer paulatinamente la legalidad del país iberoamericano, en el marco del proceso de paz.

"Tiene que comenzar un proceso de poco a poco reconocer la Constitución colombiana, la marca legal colombiana y las instituciones colombianas, porque es parte de un procedo de paz y de un proceso para integrarse en la sociedad", ha dicho a Caracol Radio.

Si bien, Howland se ha mostrado consciente de que "se trata de un proceso que va poco a poco". "Es importante entender que las gentes que han sido enemigas durante 50 años no van a cambiar su percepción", ha subrayado.

Asimismo, ha apuntado a la necesidad de que la guerrilla admita los ataques que ha llevado a cabo, recordando el reciente asesinato de dos policías en la localidad de Tumaco, en el departamento de Nariño, que ha tensado la mesa de negociaciones.

No obstante el delegado de la organización internacional también ha indicado a este respecto que "hay que recordar que todavía estamos en un conflicto armado", dado que el Gobierno de Juan Manuel Santos se ha negado a aceptar una tregua bilateral.

DIÁLOGO DE PAZ

Desde el 8 de octubre y el 19 de noviembre de 2012 en Oslo y La Habana, respectivamente, Gobierno y FARC llevan a cabo un diálogo de paz basado en una agenda de seis puntos para poner fin a más de cinco décadas de conflicto armado, en las que han muerto 600.000 personas.

Tras seis meses de intensas negociaciones, finalmente el pasado 26 de mayo las partes pactaron sobre desarrollo agrario y rural, el primer punto de la agenda y el más importante para la guerrilla, ya que sobre él pivota toda su lucha armada.

El segundo acuerdo del proceso de paz llegó el pasado 6 de noviembre, sobre participación política. Los puntos clave son el compromiso para crear un estatuto de la oposición, que establezca sus derechos, deberes y garantías, y una reforma electoral, que incluye circunscripciones transitorias.

Actualmente, Gobierno y FARC celebran el 22º ciclo de conversaciones, centrado en la solución al problema de las drogas ilícitas. En esta ocasión no ha habido comunicado conjunto porque las partes han preferido continuar con "comisiones de trabajo".

Las FARC han invitado a Estados Unidos a que se una al diálogo de paz, al considerar que este punto es de su incumbencia, como principal aliado de Colombia en la lucha contra el narcotráfico, pero todavía no han obtenido respuesta.