9 de diciembre de 2019
12 de septiembre de 2019

La ONU y la Media Luna Roja hacen llegar ayuda a los 15.000 desplazados que permanecen en Rukban

La ONU y la Media Luna Roja hacen llegar ayuda a los 15.000 desplazados que permanecen en Rukban
Distribución de ayuda por la ONU y SARC en el campo de desplazados de Rukban - OCHA SIRIA

MADRID, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ONU y la Media Luna Roja Siria (SARC) han hecho llegar una nueva partida de ayuda a los 15.000 desplazados internos sirios que permanecen en el campo de Rukban, en la frontera con Jordania, en el que es el tercer envío de este tipo en el último año.

La operación comenzó el pasado 6 de septiembre y se completó el miércoles y en ella han participado 22 camiones que transportaban raciones alimentarias y sacos de trigo así como galletas altamente nutritivas para los niños que se encuentran en el campamento, según han informado ambos organismos en un comunicado.

La distribución se enmarca en la segunda fase de una operación encaminada a aliviar el sufrimiento de los desplazados que llevaban durante años varados en este campamento en la frontera con Jordania. En la primera, el pasado agosto, se realizó una misión preparatoria para determinar las necesidades prioritarias de la población e identificar a quienes están de acuerdo en abandonar Rukban.

Precisamente la tercera fase consistirá en apoyar a las familias que quieran marcharse de forma voluntaria hacia las zonas controladas por el Gobierno de Bashar al Assad, han explicado las organizaciones humanitarias.

Según ha explicado la coordinadora humanitaria de la ONU en Siria, Corinne Fleischer, la mitad de los 15.000 desplazados que permanecen en Rukban "son niños que han sufrido de forma indescriptible".

La ONU y la SARC han destacado que las condiciones en Rukban se han deteriorado gradualmente en los últimos meses y varios niños han fallecido por causes prevenibles debido a la falta de acceso a atención sanitaria.

Desde el pasado febrero, alrededor de la mitad de los residentes en Rukban, unas 18.000 personas, han abandonado el campamento a través de un punto de tránsito establecido por el Gobierno, en general hacia refugios colectivos en Homs en los que tanto la ONU como SARC ofrecen asistencia, para luego seguir hacia otros puntos del país.

En los últimos meses, han añadido los organismos, el número de salidas se ha ralentizado ya que los desplazados no pueden permitirse el transporte para recorrer los 55 kilómetros hasta el punto de tránsito mientras que otros temen por su seguridad si salen de Rukban.

"La ONU y SARC ayudarán a aquellos que voluntariamente deseen salir de Rukban para que lo hagan conforme a los principios humanitarios", ha asegurado.

Asimismo, la coordinadora de la ONU ha agradecido a todas las partes que han permitido este nuevo envío de ayuda y les ha pedido que "encuentren soluciones duraderas para los desplazados en base a su consentimiento informado".

Para leer más