20 de agosto de 2019
1 de febrero de 2018

La ONU reclama lograr "soluciones sostenibles" para los desplazados a causa del conflicto en Darfur

La ONU reclama lograr "soluciones sostenibles" para los desplazados a causa del conflicto en Darfur
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha recalcado este miércoles la necesidad de lograr "soluciones sostenibles" para los cerca de 2,7 millones de desplazados a causa del conflicto en la región sudanesa de Darfur (oeste).

"El Consejo de Seguridad reitera su demanda de que todas las partes en conflicto en Darfur creen las condiciones que lleven a un retorno voluntario, informado, seguro, digno y sostenible de los refugiados y desplazados internos", ha indicado el organismo.

En su comunicado, ha expresado su preocupación por el hecho de que la mejora en la situación de seguridad no se haya traducido en una reducción del nivel de abusos de Derechos Humanos, entre ellos los casos de violencia sexual y de género y contra los menores.

En este sentido, ha indicado que seis años después de la firma del Documento de Doha para la Paz en Darfur, la población de la región "aún no se beneficia completamente del mismo".

El organismo ha reiterado su apoyo a este documento como 'hoja de ruta' "viable" para el proceso de paz, reclamando al Gobierno y los grupos armados que logren progresos en su aplicación.

Por otra parte, ha señalado que "aún es muy pronto para obtener conclusiones sobre el impacto total de la reconfiguración" de la Operación Híbrida de la Unión Africana y Naciones Unidas en Darfur (UNAMID).

Así, ha mostrado su apoyo a la recomendación del secretario general de la ONU, António Guterres, y el presidente de la comisión de la UA para una revisión "que considere un nuevo concepto de la misión con prioridades ajustadas que reflejen las tendencias y la situación sobre el terreno".

La guerra en Darfur comenzó en 2003 cuando las tribus no árabes tomaron las armas para denunciar la marginación de este territorio. El Gobierno envió al Ejército y a milicias árabes a reprimir la revuelta, lo que desató un conflicto que ha dejado 300.000 muertos.

Para leer más