16 de diciembre de 2019
  • Domingo, 15 de Diciembre
  • 14 de agosto de 2019

    La ONU solicita 200 millones de euros para dar ayuda humanitaria a 2,6 millones de personas en Venezuela

    La ONU solicita 200 millones de euros para dar ayuda humanitaria a 2,6 millones de personas en Venezuela
    Malnutrinición en Venezuela - REUTERS / CARLOS GARCIA RAWLINS - ARCHIVO

    El NRC recalca que "ahora es momento de mostrar solidaridad con la población" de Venezuela

    MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

    Naciones Unidas ha solicitado este miércoles 223 millones de dólares (cerca de 200 millones de euros) para entregar ayuda humanitaria a 2,6 millones de personas en Venezuela, en el marco de la crisis política y económica que atraviesa el país sudamericano.

    La Oficina del Coordinador Residente y Humanitario de la ONU en Venezuela ha señalado en un comunicado que el Plan de Respuesta Humanitaria para el país "es una herramienta importante para coordinar la ayuda humanitaria" elaborado por agencias de la ONU y ONG nacionales e internacionales tras consultas con el Gobierno y la Asamblea Nacional.

    "El plan responde a las necesidades más apremiantes, con un enfoque en los sectores de salud; agua, saneamiento e higiene; protección; nutrición; seguridad alimentaria; alojamiento y enseres; y educación", ha dicho.

    En este sentido, el organismo ha subrayado que este plan "es un esfuerzo para aliviar las necesidades más agudas de los grupos más vulnerables" y "no una solución a la crisis en Venezuela".

    De esta forma, ha definido que los objetivos estratégicos son "asegurar la supervivencia y el bienestar de las personas más vulnerables", "promover y reforzar la protección y dignidad de los grupos más vulnerables" y "reforzar la resiliencia de las personas".

    La ONU ha detallado que esta respuesta tiene como objetivo cubrir "las necesidades de los grupos más vulnerables" a través de cerca de un centenar de proyectos que se desarrollarán en todo el país. Sin embargo, diez estados serán prioritarios: Amazonas, Apure, Bolívar, Carabobo, Delta Amacuro, Distrito Capital, Miranda, Sucre, Táchira, y Zulia.

    Por ello, el coordinador humanitario de la ONU en Venezuela, Peter Grohman, ha pedido a las partes su compromiso para poner en marcha el plan y ha destacado que "desde 2018, las agencias de la ONU y sus socios han ido ampliando la respuesta humanitaria y la capacidad operacional en el país".

    "Este Plan de Respuesta Humanitaria es una plataforma importante para ampliar aún más el espacio humanitario en Venezuela y ayudar a las personas más necesitadas", ha incidido.

    "Pido urgentemente a los donantes que apoyen este plan y al mismo tiempo hago un llamamiento a las autoridades venezolanas y los diversos sectores de la sociedad para que colaboren y se comprometan conjuntamente a ayudar a los venezolanos que necesitan asistencia", ha agregado.

    EL NRC PIDE APOYAR EL PLAN

    En respuesta al anuncio, el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) ha pedido a los países donantes que apoyen el plan de Naciones Unidas y ha resaltado que "millones de mujeres, mujeres y niños han sufrido en Venezuela sin apoyo internacional".

    "Ahora es momento de mostrar solidaridad con la población y ofrecer asistencia en su momento más oscuro", ha manifestado el secretario general de la organización, Jan Egeland.

    En este sentido, ha resaltado que "si es aplicado de forma adecuada, este plan puede suponer un logro significativo en el trabajo para ayudar a millones afectados por la crisis".

    "Los países donantes internacionales deben dar un paso al frente y entregar la financiación necesaria para una ayuda que salvará vida sin vincular su apoyo a ningún tipo de agenda política", ha manifestado.

    Egeland ha destacado que "la situación en Venezuela es como un tornillo que se va apretando y apretando, dejando a las personas de todas las capas de la sociedad con cada vez menos opciones".

    "Los que estaban en una situación difícil antes de la crisis ahora necesitan ayuda para sobrevivir, mientras que los que tenían algunos recursos financieros están buscando opciones para irse", ha explicado.

    Por todo ello, ha recalcado que "las organziaciones humanitarias deben poder importar y transportar los bienes necesarios en el país, también a través de la frontera con Colombia, y tener permiso para utilizar divisas extranjeras para facilitar una entrega más efectiva de la ayuda".

    El secretario general del NRC ha dicho además que "el Gobierno debe permitir a organizaciones internacionales de ayuda más experimentadas operar en el país, para poder llegar juntos a los venezolanos que más lo necesitan".

    LA CRISIS EN EL PAÍS

    La crisis política en Venezuela se agravó el pasado 10 de enero, cuando Nicolás Maduro decidió iniciar un segundo mandato de seis años que no reconocen ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional porque consideran que las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018 fueron un fraude.

    En respuesta, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se autoproclamó mandatario interino el 23 de enero con el objetivo de cesar la "usurpación", crear un gobierno de transición y celebrar "elecciones libres". Ha sido reconocido por Estados Unidos, numerosos países latinoamericanos, así como varios europeos, entre ellos España.

    Entretanto, más de cuatro millones de venezolanos han abandonado el país en los últimos años a causa de la crisis humanitaria que sufre Venezuela. Naciones Unidas ha advertido de que, si la tendencia continúa, a final de 2019 podrían sumar más de cinco millones.

    Según datos de junio, los principales países de destino están en la región. Así, Colombia ya cuenta con 1,3 millones de venezolanos, seguido de Perú (768.000), Chile (288.000), Ecuador (263.000), Argentina (130.000) y Brasil (168.000).

    Asimismo, siete millones necesitan asistencia humanitaria, lo cual representa al 25 por ciento de la población, según las estimaciones de la ONU, que alerta de que los más vulnerables son los niños menores de 5 años, mujeres embarazadas y lactantes, las personas con enfermedades crónicas y con discapacidad, los indígenas y las personas que se encuentran en movimiento.

    Según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), unos 3,2 millones de niños, o lo que es lo mismo, una tercera parte del total de menores en el país, necesitan ayuda, mientras que alrededor de 3,7 millones de personas presentaban malnutrición en 2018, según la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

    Por otra parte, cerca de 4,3 millones de venezolanos necesitan asistencia en materia de agua y saneamiento y más de un millón de niños han visto interrumpida su educación como resultado de la crisis, ya que muchas familias no pueden permitirse el coste del transporte, de la ropa o del calzado que sus hijos necesitan para ir a clase.

    Para leer más