22 de marzo de 2019
  • Jueves, 21 de Marzo
  • 8 de enero de 2008

    La oposición desconvoca las protestas contra el Gobierno keniata y éste invita al inicio del diálogo

    La oposición desconvoca las protestas contra el Gobierno keniata y éste invita al inicio del diálogo
    REUTERS

    NAIROBI, 8 Ene. (OTR/PRESS) -

    Debieron fallecer casi 500 ciudadanos, un millar según el balance de la oposición, y tuvieron que intervenir las autoridades internacionales para que tanto el Gobierno, presidido por Mwai Kibaki, elegido en las elecciones presidenciales del pasado 27 de noviembre, como el líder de la oposición, Raila Odinga, se concienciaran de la gravedad de la situación y decidieran entablar una negociación para solucionar la crisis que los resultados de los comicios provocaron y que pagó la población civil. Así, mientras el líder opositor desconvocaba las protestas previstas para hoy en diversos puntos del país contra la victoria de Kibaki que él considera fraudulenta, el recién elegido presidente invitó a Odinga a iniciar conversaciones para "poner fin a la violencia en el país y consolidar la paz y la reconciliación nacional" entre los keniatas.

    Al borde de una guerra civil, los problemas en Kenia parece que van camino de solucionarse. Tras la reunión que mantuvo ayer por la mañana con el enviado especial de los Estados Unidos para mediar en el conflicto, Jendayi Frazer, Odinga anunció que desconvocaría todas las manifestaciones previstas para hoy a lo largo y ancho del país contra el actual presidente, al cual ha comparado en numerosas ocasiones con un "dictador militar".

    El líder de la oposición indicó, después de su conversación con el representante norteamericano, que "ahora tenemos claro que el proceso de mediación va a comenzar" y que "ya estamos informando a nuestros seguidores en todo el país que no habrá manifestaciones". Sin embargo, aseguró estar "persiguiendo todas las medidas legales y pacíficas para asegurar que los verdaderos resultados (electorales) sean respetados".

    CASI 500 MUERTOS Y 255.000 DESPLAZADOS

    Por su parte, el presidente Kibaki invitó a su principal rival "a reunirse con él para poner fin a la violencia en el país y consolidar la paz y la reconciliación nacional" entre los ciudadanos keniatas, según señaló la oficina del presidente a través de un comunicado. La reunión fue convocada para el viernes a las 14.30 horas (hora local) y además de con Odinga, el comunicado señaló que Kibaki también invitó a esas conversaciones a otros cinco miembros del Movimiento Democrático Naranja.

    Desde el pasado 27 de noviembre, cuando fue elegido el nuevo presidente entre acusaciones de fraude, fallecieron en las calles del país unos 486 keniatas, en los enfrentamientos protagonizados por la población civil aunque, desde la oposición, se elevó la cifra a 1.000 muertos. Asimismo, 255.000 personas se vieron obligadas a huir de sus hogares, por las luchas entre partidarios de Kibaki, de la etnia de los kiyukus, y de favorables a Odinga, de los luos.