1 de marzo de 2021
9 de noviembre de 2014

La oposición y grupos de la sociedad civil pactan un plan para el retorno al gobierno civil

UAGADUGÚ, 9 Nov. (Reuters/EP) -

Partidos de la oposición, grupos de la sociedad civil y dirigentes religiosos han aprobado este domingo un plan para la instauración de un gobierno de transición que prepare unas elecciones que permitan regresar a un régimen civil y democrático tras el golpe de Estado del pasado 1 de noviembre.

La declaración del domingo, fruto de varios días de negociaciones, será presentada al autoproclamado jefe del Estado, el teniente coronel Isaac Zida, comandante de la Guardia Presidencial. El Ejército no ha participado en estos contactos.

El documento propone la creación de un Parlamento de transición formado por 90 miembros, incluidos 10 militares, 40 representantes de la oposición y otros 30 de la sociedad civil. Los diez restantes serían designados por otros partidos, incluidos los que apoyaban al ya expresidente Blaise Compaoré, ajenos a los contactos. Tanto los militares como los partidos afines a Compaoré podrán proponer cambios al texto.

Además incluye un gobierno interino de 25 miembros que no podrán presentarse a las elecciones legislativas y presidenciales que organizarían, previstas para finales del año próximo.

Igualmente, aboga por la creación de un órgano colegiado que elegirá a un presidente provisional que será el máximo responsable de la organización de las elecciones. El organismo estará formado por siete militares, 15 representantes de los partidos políticos y organismos de la sociedad civil y ocho dirigentes religiosos y tradicionales.

"Es un texto que parece que une a todos. Ahora lo importante es la elección del hombre que presidirá la transición", ha explicado el líder del partido opositor Movimiento Popular para el Progreso (MPP), Roch Marc Christian Kabore, en declaraciones a Reuters.

La crisis política en Burkina Faso alcanzó su punto álgido la semana pasada, cuando el Ejército anunció la creación de un Gobierno de transición que estará formado por "todas las fuerzas vivas" del país, tras la ola de protestas por la intención de Blaise Compaoré de reformar la Constitución para alargar sus 27 años en el poder.

Compaoré, que huyó del país rumbo a Costa de Marfil, fue sustituido el pasado 1 de noviembre por Zida, que --según ha insistido-- ocupará el cargo de forma interina hasta la celebración de elecciones presidenciales en el plazo de un año.

Para leer más