25 de octubre de 2020
19 de septiembre de 2020

El opositor ruso Navalni no puede ni servirse un vaso de agua, pero está "camino" de la recuperación tras ser envenenado

El opositor ruso Navalni no puede ni servirse un vaso de agua, pero está "camino" de la recuperación tras ser envenenado
El opositor ruso Alexei Navalni, en el Hospital Charité de Berlín - INSTAGRAM DE NAVALNI

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El dirigente opositor ruso Alexei Navalni ha publicado este sábado un mensaje en redes sociales en el que reconoce que no puede manejar su teléfono móvil o servirse un vaso de agua como resultado de sus limitaciones de movilidad, pero asegura que está "camino" de recuperarse física y mentalmente del envenenamiento sufrido.

El mensaje viene acompañado de una fotografía del propio Navalni bajando una escalera. "Hace poco ni reconocía a la gente y no sabía cómo hablar. Cada mañana venía el médico y me decía: 'Alexei, te he traído una pizarra. Vamos a ver qué letra podemos escribir'. Me frustraba porque comprendía lo que quería el doctor, pero no sabía de dónde sacar las palabras", ha relatado.

"Ahora me tiemblan las piernas cuando subo las escaleras, pero lo pienso y sé que es una escalera. Sé que se usa para subir y que podríamos buscar un ascensor. Antes me quedaba delante con la mente en blanco", ha relatado. Navalni ha destacado además en su mensaje el trabajo del personal del Hospital Charité de Berlín donde está ingresado.

El 20 de agosto, el dirigente opositor ruso Alexei Navalni se desmayó víctima de unos fuertes dolores cuando estaba a bordo de un avión que volaba desde Siberia a Moscú, lo que llevó al piloto de la aeronave a realizar un aterrizaje de emergencia. Tras estar dos días ingresado en un hospital de la ciudad rusa de Omsk, fue trasladado en un avión medicalizado hasta Berlín, donde quedó ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Charité.

Las autoridades de Alemania aseguraron posteriormente que los análisis toxicológicos realizados por un laboratorio militar germano concluyeron que Navalni fue envenenado con un agente nervioso de la familia Novichok, el mismo tipo utilizado en el envenenamiento del exespía ruso Sergei Skripal. Laboratorios de Francia y de Suecia han llegado a la misma conclusión tras realizar sus propios análisis.

El Gobierno de Moscú ha negado cualquier vinculación con lo sucedido a Navalni y ha puesto en duda la versión ofrecida por el Ejecutivo de Berlín, además de reclamarle que comparta información y permita que investigadores rusos puedan estar en los interrogatorios al opositor.

Para leer más