17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 24 de febrero de 2008

    O.Próx.- Olmert promete fortificar el sur de Israel para defender a sus residentes de los cohetes palestinos

    JERUSALÉN, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El primer ministro israelí, Ehud Olmert, prometió hoy a los residentes de las comunidades del sur del país un "sistema de defensa multinivel" para proteger la zona frente a los cohetes Qassam empleados por las milicias palestinas desde la cercana Franja de Gaza, aunque precisó que esta medida, que será aplicada en casi la mitad de las viviendas que se encuentran dentro del radio de acción de los proyectiles, no tendrá consecuencias extremas para la población.

    Olmert aseguró que el sistema, valorado casi 100 millones de dólares, entrará en funcionamiento en el año 2010. "A través de este sistema de defensa multinivel, aportaremos a los residentes de Sderot --una de las ciudades más afectadas por los ataques-- y las cercanías de Gaza una respuesta apropiada frente a los Qassam", comentó el primer ministro antes de asistir a la reunión semanal de su Gabinete, donde se aprobó el presupuesto de la iniciativa, según informó el diario israelí 'Haaretz'.

    Estos comentarios llegan después de que el alcalde de Sderot, Eli Moyal, asegurara en una entrevista publicada ayer en el diario británico 'The Guardian' que estaría dispuesto a dialogar con el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), ahora en control de la Franja, para salvar vidas de israelíes a pesar del aislamiento de los islamistas promovido por los gobiernos de Israel y de otros países. No obstante, Moyal matizó después sus comentarios, aclarando que en ningún momento solicitó una negociación directa con los representantes del Movimiento.

    El primer ministro, por su parte, garantizó que la medida no podría ser en ningún caso calificada como radical, ya que "el plan no está destinado a fortificar cada vivienda, así que no cabe sitio para el extremismo". De momento sólo se contempla reforzar 3.600 de las 8.000 casas que se encuentran en el radio de alcance de los cohetes. Si fuera preciso, añadió Olmert, el resto de viviendas serían reforzadas también, aunque esta opción se contemplará en los dos próximos años.