16 de junio de 2019
19 de enero de 2008

O.Próximo.- Ban expresa su preocupación por la decisión israelí de cerrar el paso de mercancías hacia Gaza

NUEVA YORK, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, manifestó ayer su preocupación por la decisión de Israel de cerrar los pasos fronterizos que hasta ahora permitían la entrada de mercancías en la Franja de Gaza y subrayó las posibles consecuencias humanitarias que tendrá esta medida en la población palestina de este territorio, informa la web de la ONU.

"Si la situación se mantiene, el cierre también causará escasez de alimentos, productos médicos y de ayuda humanitaria en la Franja de Gaza", indicó Ban en un comunicado en el que pide a Israel "que se abstenga de realizar acciones que dañen el bienestar de la población civil de Gaza".

El cierre implica la interrupción de suministro del combustible necesario para extraer agua y suministrar electricidad a viviendas y hospitales, explicó Ban.

En el comunicado, el máximo responsable de la ONU apeló a un fin inmediato de la violencia que sacude Gaza y afecta a las comunidades judías del sur de Israel.

El secretario general reiteró además la necesidad de que cesen los ataques de francotiradores palestinos así como el lanzamiento de cohetes hacia territorio israelí. También pidió al Ejército israelí mostrar la "máxima contención".

Recordó además a las partes "su obligación de cumplir con la legislación internacional humanitaria y no poner en peligro a civiles" y manifestó su preocupación por que las hostilidades perjudiquen las opciones de paz surgidas del proceso político iniciado en noviembre en la Conferencia de Annapolis (Estados Unidos).

El subsecretario general para Asuntos Humanitarios de la ONU, John Holmes, también mostró su alarma por el impacto del cierre de los pasos fronterizos sobre la ya "extremadamente preocupante y frágil" situación humanitaria de Gaza.

Los pasos son "la línea vital para el suministro de ayuda humanitaria y otras mercancías a Gaza", por lo que su cierre provocará aún mayor escasez de alimentos, productos médicos y otros materiales humanitarios básicos, explicó Holmes. La reciente escalada de la violencia en la zona amenaza el proceso político "tan necesario", agregó.