18 de marzo de 2019
12 de enero de 2008

O.Próximo.-Bush considera que "se ha puesto de manifiesto" el papel de Irán como instigador de la violencia en Irak

El presidente estadounidense George W. Bush dedicó duras palabras a la política exterior emprendida por Irán y Siria, afirmando que el Gobierno de Teherán actúa como instigador de la tensión en Irak, e instando a Siria a emprender medidas para impedir el paso de terroristas suicidas por su territorio.

"El papel iraní a la hora de fomentar la violencia en Irak se ha puesto de manifiesto", declaró en una comparecencia ante los medios celebrada en la base militar estadounidense de Camp Arifjan, en Kuwait, dentro de la gira presidencial por O.Próximo que le llevará también a Arabia Saudí y otros países árabes aliados de Estados Unidos.

"Irán debe cesar en su apoyo a los grupos especiales de las milicas que atacan a los iraquíes y a las fuerzas de la coalición, y que secuestran y asesinan a los funcionarios iraquíes", declaró el presidente.Por otro lado, Bush pidió a Siria que "reduzca el flujo de terroristas por su territorio, en especial los terroristas suicidas"

No obstante, Bush afirmó previamente que "los niveles de violencia" en Irak "se han reducido significativamente, y la esperanza regresa a Bagdad", en parte por "los duros golpes recibidos" por la célula iraquí de la red terrorista internacional Al Qaeda, antes de admitir que los progresos realizados por el Gobierno iraquí "no han hecho lo suficiente" a la hora de atajar la violencia en el país.

El presidente insistió en que el proceso de retirada de 20.000 tropas de Irak aprobado el pasado mes de septiembre y previsto para finales de año sigue en marcha, aunque dejó en manos de los comandantes de campo la posibilidad de ordenar nuevos retornos de los soldados.

Tras reunirse tanto con el comandante militar en Irak, el general David Petraeus, y el embajador estadounidense en Bagdad, Bush afirmó ante los medios que la situación de seguridad en Irak ha mejorado, lo que permite a "algunas fuerzas estadounidenses que regresen a casa".

"Cualquier reducción adicional de tropas estará basada en las recomendaciones del general Petraeus", añadió Bush.