22 de octubre de 2019
3 de enero de 2009

O.Próximo.- Fallece en un bombardeo israelí el comandante de campo del brazo armado de Hamás, Abu Zakaria al Jamal

La operación contra Hamás cumple su primera semana con un balance de 430 palestinos y cuatro israelíes muertos, y más de 2.240 heridos

JERUSALÉN, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Abu Zakaria al Jamal, comandante de campo del brazo armado de Hamás, las brigadas Ezzedin al Qassam, falleció esta noche a causa de las heridas provocadas por el bombardeo de aviones israelíes sobre la Franja de Gaza, la operación 'Plomo Fundido' que hoy ha entrado en su séptimo día con un balance de víctimas mortales palestinas que asciende ya a las 434, con más de 2.240 heridos, según el medio qatarí Al Yazira.

Por otra parte, cuatro israelíes han muerto desde el inicio de la operación, por el impacto de cohetes lanzados por las milicias palestinas desde la Franja contra las comunidades del sur de Israel.

En relación a los daños materiales, se sabe que al menos 60 edificios de Ciudad de Gaza han sido destruidos a causa de los bombardeos israelíes, junto con 10 mezquitas completamente demolidas por los ataques.

Precisamente hoy, las brigadas Al Qassam declaraban haber repelido un ataque de fuerzas especiales israelíes que habrían intentado infliltrarse por tierra en la Franja de Gaza. El Ejército israelí no ha respondido a esta información divulgada por la cadena qatarí.

La muerte de al Jamal tiene lugar un día después de la primera comparecencia pública del líder de Hamás, Jaled Meshal, exiliado en Damasco, en la que anunciaba "un negro destino" para Israel en el caso de que Tel Aviv decidiera ampliar la operación a través de una invasión por tierra de la Franja de Gaza.

"Nuestra postura es clara: no nos rendiremos. No se puede quebrantar nuestra resolución", declaró Meshal. "Nuestras exigencias también son claras: la guerra debe terminar, y los puntos de acceso a la Franja deben abrirse sin restricción alguna", agregó el líder del Movimiento.

EMPEORAMIENTO DE LA CRISIS

De momento, Naciones Unidas ha advertido de un empeoramiento de la ya existente crisis humanitaria en Gaza, añadiendo que al menos un 25 por ciento de los más de 400 palestinos fallecidos por el bombardeo son civiles.

El coordinador especial de la ONU para el Proceso de Paz en Oriente Próximo, Robert Serry, advirtió ayer de que un alto el fuego y una vuelta a la situación previa a los bombardeos no serían suficientes para lograr la estabilidad en la Franja de Gaza e Israel, y afirmó que lo que hace falta es una acción conjunta de los actores internacionales.

Mientras, el presidente estadounidense, George W. Bush, ha responsabilizado a Hamás de la ola de violencia en la Franja de Gaza y ha pedido que se establezcan mecanismos de control en la zona para acabar con el contrabando de armas entre grupos terroristas, al considerar que una tregua unilateral es "inaceptable" y no servirá para poner fin a la violencia.

"Otra tregua unilateral que lleve a nuevos ataques contra Israel no es aceptable. Y las promesas de Hamás ya no serán suficientes. Tienen que haber mecanismos de control sobre el terreno que ayuden a poner fin al contrabando de armas entre los grupos terroristas en Gaza", asegura Bush en su habitual mensaje de radio del fin de semana publicado con anticipación por la Casa Blanca.

"En respuesta a los ataques contra su población, los líderes de Israel han puesto en marcha operaciones militares contra las posiciones de Hamás en Gaza. Como parte de su estrategia, los terroristas de Hamás se esconden entre la población civil palestina y desafortunadamente, civiles palestinos han muerto en los últimos días", indicó Bush, en un intento por justificar los ataques del Ejército israelí.

Finalmente, el líder del partido moderado Al Fatá y presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, vuela ya hacia Nueva York para aparecer junto a varios líderes internacionales con la intención de denunciar ante Naciones Unidas la situación humanitaria en la Franja de Gaza y presentar el caso contra el Gobierno israelí.

El jefe del Departamento de Negociaciones de la Organización de Liberación Palestina (OLP), Saeb Erekat, confirmó que Abbas intentará que los miembros de la ONU presionen a Israel para que detengan "incondicional e inmediatamente" sus ataques en la Franja de Gaza.

Según informaciones de la agencia de noticias palestina Maan, la noticia del viaje se anunció durante un encuentro mantenido en Jerusalén entre cónsules generales de Estados Unidos y Reino Unido.