19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 25 de enero de 2009

    O.Próximo.- El Gabinete israelí examina la moción que respalda al Ejército ante acusaciones de violar los DDHH en Gaza

    ((PRECISA EN EL TITULAR QUE SE TRATA DEL GABINETE DE MINISTROS DEL GOBIERNO DE ISRAEL))

    Olmert acusa a Hamás de presentarse como "víctimas" de la ofensiva en Gaza

    JERUSALÉN, 25 (EUROPA PRESS)

    El primer ministro israelí, Ehud Olmert, acusó hoy al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) de invertir los roles del conflicto en Gaza presentándose como "víctimas" de la ofensiva israelí sobre la Franja mientras su Gabinete se disponía a aprobar una moción por la que se garantiza protección legal al Ejército israelí frente a cualquier acusación de violar los Derechos Humanos durante el desarrollo de la operación "Plomo Fundido".

    De igual modo, Israel argumenta que también se puede denunciar a Hamás por el uso de cohetes contra la población israelí en las comunidades del sur del Estado hebreo. En total, la operación ha dejado en torno a 1.300 palestinos y 10 soldados israelíes muertos durante 23 días consecutivos de bombardeos sobre la Franja, a los que hay que sumar otros tres civiles israelíes muertos por el impacto de los mencionados cohetes.

    Olmert trazó una panorámica del estado de la situación tras la primera semana del alto el fuego declarado de manera unilateral por ambas partes. En este sentido, Olmert comenzó diciendo que las organizaciones terroristas palestinas intentan emplear diferentes medidas para atacar a Israel" concretamente en "el terreno legal", según el primer ministro, precisando que Hamás "ha invertido la realidad y ha responsabilizado a los soldados israelíes en lugar de a los terroristas".

    De igual modo, el primer ministro advirtió a la comunidad internacional de que no debe caer víctima del "eslalon destinado a convertir a los agresores en víctimas" porque, desde su punto de vista, "Israel se embarcó en la operación en Gaza como último recurso tras intentar calmar el sur de todas las maneras posibles".

    "La política de Hamás durante años ha sido la de pelear hasta derramar la última gota de sangre de los residentes de Gaza y hacerles daño", añadió Olmert en declaraciones recogidas por el diario israelí 'Yediot Aharonot'.

    MOCIÓN

    El Gabinete israelí, que hoy ha iniciado su habitual reunión semanal, podría aprobar una moción por la que se protegerá a los soldados y a la oficialía del Ejército israelí por las acciones emprendidas durante la campaña, y ante la previsible ola de denuncias que preparan las organizaciones humanitarias que acusan a Israel de violar los Derechos Humanos en esta ofensiva.

    "Todos los israelíes implicados son susceptibles de ser acusados en cualquier lugar del mundo", declaró un abogado del Gobierno israelí en referencia a estas posibles repercusiones. Como medida de precaución, la moción que aprobaría el Gabinete de ministros "reitera el compromiso del Gobierno para respaldar a sus soldados, a los que dará protección en el ámbito internacional en referencia a las acciones que adoptaron al servicio del Estado", según el borrador preliminar del texto.

    Parte de la resolución está redactada por el propio ministro de Defensa, Ehud Barak, quien defiende que "los soldados israelíes operaron de acuerdo a los estándares morales y con absoluta fe de que su causa fue correcta". "No hay espacio para la autoflagelación" porque "el Ejército israelí es un ejército ético y moral, y no conozco otra fuerza militar que aplique unos estándares tan elevados", añadió.

    El borrador de la resolución fue redactado por los ministerios de Defensa y Justicia, y pide al Gobierno que "exprese su gratitud y agradecimiento a las Fuerzas de Defensa israelíes en nombre del Estado y de sus ciudadanos". "La operación "Plomo Fundido" reconoce el derecho y la obligación del Estado israelí, de acuerdo con la ley internacional de defenderse a sí mismo y a sus ciudadanos", agregó el texto.