2 de diciembre de 2020
1 de abril de 2007

O.Próximo.- Olmert aceptaría participar en una conferencia de paz con los líderes árabes moderados

JERUSALÉN, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, aseguró hoy estar dispuesto a participar en una conferencia de paz regional con los líderes árabes moderados para intercambiar puntos de vista con el objetivo de resolver el conflicto de Oriente Próximo.

Olmert, que compareció en rueda de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel, afirmó que aprovecharía "esta importante oportunidad junto a la presidenta de la UE para invitar a todos los jefes de Estado árabes, incluido el rey de Arabia Saudí, a una cumbre".

"Estoy diciendo a todos los jefes de Estado de los países árabes que si el rey de Arabia Saudí convoca una cumbre de los líderes moderados de los Estados árabes y nos invita a mi y al presidente de la Autoridad Palestina, yo iré gustoso y diré lo que pienso", declaró el dirigente israelí en declaraciones recogidas por los medios israelíes.

Olmert también quiso comentar las declaraciones realizadas ante el Consejo de Ministros israelí por el jefe de la inteligencia del Ejército israelí, el general Amos Yadlin, quien aseguró que Irán, Siria y Hezbolá están preparándose para un ataque aéreo de Estados Unidos que tendría lugar en verano.

Esta información sobre un plan estadounidense coordinado con Israel para atacar Irán en verano es "un rumor falso y sin fundamento". "Espero que nadie actúe en base a rumores infundados para provocar un movimiento que podría arrastrarnos a un conflicto violento sin razón alguna", añadió.

"Estoy muy al tanto de estos informes, así como de las declaraciones realizadas recientemente por varias personas desde Irán que se refieren a lo que podría pasar en verano. Como dijo el jefe de la inteligencia, no esperamos que haya ninguna ofensiva por parte de nadie, incluida Siria, y esperamos que nada parecido suceda", continuó el primer ministro israelí.

Israel, insistió, "no está preparando un ataque y no desea un ataque, tal como no lo deseaba en el pasado, y espero que ninguno saque conclusiones en función de declaraciones infundadas".

Tras girarse hacia la canciller alemana, Olmert dijo que estaba convencido de que con su liderazgo "las relaciones entre nosotros seguirán estrechándose y fortaleciéndose y que los esfuerzos de ambos por mantener la memoria garantizarán que nunca se reproducirán las condiciones que situaron a los judíos y al pueblo de Israel en una situación de la que fueron rescatados en el pasado".