20 de marzo de 2019
20 de julio de 2008

O.Próximo.- Olmert asegura que el Gobierno israelí "no descansará" hasta que el soldado Shalit regrese a casa

JERUSALÉN, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, dio su pésame a los familiares de los soldados Ehud Goldwasser y Eldad Regev, cuyos cadáveres en manos de las milicias de Hezbolá fueron recuperados esta semana, al tiempo que insisitió en que su Gobierno hará todo lo posible para asegurar el retorno "sano y salvo" del soldado Gilad Shalit, en poder de las milicias palestinas.

Dentro de un discurso en el que exhaltó los "valores" israelíes como "base de la fuerza moral del país frente a sus enemigos", Olmert ofreció su "consuelo" a las "familias de estos valientes soldados, que por fin podrán descansar en paz, en su hogar".

Desde su secuestro por Hezbolá en julio de 2006 --un incidente que desembocó en la declaración de la guerra de Líbano--, se especuló durante meses con la posibilidad de que ambos soldados pudieran seguir con vida.

En este sentido, Olmert explicó que su Gobierno se comprometió a recuperar a los soldados, a pesar de las pesimistas perspectivas. "Nada más terminar la guerra, estimamos que ambos soldados ya estaban muertos, pero era nuestro deber todo lo posible para regresaran a casa, porque no teníamos pruebas fehacientes de que ambos estuvieran muertos; por lo tanto, teníamos que actuar como si siguieran con vida", indicó en declaraciones realizadas durante la reunión semanal de su Gabinete, y recogidas por el diario israelí 'Yedioth Aharonoth'.

Para el primer ministro, el comportamiento del Gobierno en este sentido se basó en una política de valores "diferentes de los enemigos de (Israel)". "Lo que algunos pueden considerar una debilidad, es el cimiento de nuestra solidaridad y la base de la fuerza moral de Israel", añadió Olmert.

"Les dije el jueves a los Shalit que tenemos la obligación moral de traer a los soldados a casa. Y no es simple ni sencillo, pero no descansaremos hasta que traigamos a Gilad de vuelta", concluyó.