20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 7 de enero de 2009

    O.Próximo.- Solana afirma que hay una especie de "maldición" que impide avanzar hacia la paz en Oriente Próximo

    MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El alto representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, Javier Solana, expresó hoy su deseo de que la actual crisis en Oriente Próximo se supere "de una manera que impida o que haga muy difícil que pueda volver a repetirse", pero lamentó que parece haber una "maldición" que impide que los esfuerzos de paz iniciados en la región "puedan salir adelante".

    "Creo que esta vez estamos intentando salir de esta crisis de una manera que impida o que haga muy difícil que pueda volver a repetirse", pero "desgraciadamente en esta parte del mundo es muy difícil hacer pronósticos de cómo la paz va a llegar", afirmó Solana en declaraciones a Radio Nacional de España recogidas por Europa Press.

    "Todos los esfuerzos que se hacen, al final parece que tienen una maldición por la que no pueden salir adelante", prosiguió Solana, quien viaja junto a una delegación de la Unión Europea desplazada a Oriente Próximo para garantizar el acceso de la ayuda humanitaria a la población civil e impulsar un alto el fuego en Gaza.

    A juicio de Solana, los ataques lanzados ayer contra escuelas de la ONU en la Franja de Gaza, que han dejado treinta muertos y decenas de heridos, deberían "hacer reflexionar a todo el mundo, que la situación tiene que parar de una manera rápida y de una manera clara".

    "La actividad diplomática está en este momento en el cénit, a ver si somos capaces entre todos de que de todos estos esfuerzos salga algo que vaya en dirección de parar inmediatamente las hostilidades y que haya una posibilidad también de corredores humanitarios para que se puede desplegar la ayuda humanitaria tan necesaria", manifestó.

    "Todos hemos dicho, y yo creo que ya es prácticamente unánime, que lo más importante ahora es parar esta acción desproporcionada", aseveró Solana. "No hay que olvidar cómo empezó tampoco, pero la respuesta ha sido desproporcionada", prosiguió. Por ello, el objetivo debería ser "tratar de ver cómo se puede salir de esta situación lo antes posible, pero hay que salir de una manera que no se vuelva a repetir, ni los cohetes que se tiran desde un sitio ni la reacción de los otros", agregó.

    PROPUESTA DE MUBARAK

    Solana valoró muy positivamente (aunque aclaró que "positivo no hay nada en este conflicto") la acogida que ha recibido la propuesta de alto el fuego presentada por el presidente de Egipto, Hosni Mubarak. "La declaración que hizo el presidente Mubarak ha sido bien acogida en Nueva York por los miembros del Consejo de Seguridad y esperemos que todo eso dé un fruto en las próximas horas", afirmó.

    El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, mostró anoche su apoyo al plan de Egipto y confió en que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas apruebe una propuesta de resolución respaldada por la Liga Arabe que contempla un alto el fuego inmediato, la apertura de los pasos fronterizos para distribuir ayuda humanitaria y la creación de un mecanismo internacional para supervisar la situación en la Franja.

    La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, también mostró el apoyo de Washington al plan de Mubarak, aunque volvió a insistir en que el alto el fuego tiene que ser sostenible y duradero para ser realmente efectivo. Por su parte, la embajadora israelí en Naciones Unidas, Gabriela Shalev, manifestó anoche que su país se está tomando "muy seriamente" la propuesta, aunque no concretó si la aceptará o no.