25 de noviembre de 2020
2 de diciembre de 2012

O.Próximo.- La UE considera que los nuevos asentamientos "socavan las perspectivas" de una solución de dos estados

BRUSELAS, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ha criticado el anuncio del Gobierno israelí de la construcción de 3.000 nuevas viviendas en Cisjordania, incluidas las que unirían el asentamiento de Maaleh Adumin con Jerusalén, lo que supone la división efectiva de Cisjordania.

"Esta ampliación supone un avance estratégico que socava las perspectivas de una Palestina contigua y viable con Jerusalén como capital conjunta suya y de Israel", ha afirmado Ashton en un comunicado oficial difundido este domingo.

En su declaración, Ashton recuerda que "todas las construcciones de asentamientos son ilegales desde el punto de vista del Derecho Internacional y suponen un obstáculo para la paz". En ese sentido, expresa su "extrema preocupación" por la construcción de 3.000 nuevas viviendas en Cisjordania.

"El jueves, hablando en nombre de la Unión Europea en su conjunto y con vistas a la decisión de la Asamblea General de la ONU de conceder el estatus de estado observador a Palestina, ya pedí a las dos partes que trabajaran para la reanudación de las negociaciones directas sin más demoras ni condiciones previas", explica Ashton.

"Pedí a todos los implicados que adoptaran medidas que pudieran construir confianza, no socavarla", añade. "En consecuencia, estoy extremadamente preocupada por las perspectivas de ampliación de los asentamientos a esta escala", sostiene.

Por último, Ashton insta al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, como ya hizo el viernes, a trabajar para una solución del conflicto palestino-israelí.

"Los dos han manifestado en anteriores ocasiones su voluntad de hacerlo. Pido al Gobierno de Israel que demuestre su compromiso para una pronta reanudación de las negociaciones y poner fin al conflicto y a la ocupación renunciando a aplicar estos planes" para la construcción de asentamientos, concluye.