17 de septiembre de 2019
10 de enero de 2009

O.Próximo.- El vicecustodio español de Tierra Santa afirma que "los únicos que tienen razón son los que mueren"

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicecustodio de Tierra Santa, el franciscano español Artemio Vítores, destacó la complejidad del conflicto entre israelíes y palestinos. El fraile explicó que no quieren tomar partido, aunque señaló que "los únicos que tienen razón son los que mueren, sobre todo los niños".

En una entrevista concedida a Religión Digital, Vítores indicó que los franciscanos están viviendo con "especial preocupación" la violencia en Gaza. "Son cosas complicadas y nuestro papel es el de ayudar, rezar, y estar aquí", afirmó.

"Las Navidades comenzaron bien, pero ahora no estamos en las mejores condiciones", reconoció. "Vives en Jerusalén, y parece que Gaza, que apenas dista 60 kilómetros, está en la Conchinchina", dijo.

El fraile franciscano afirmó que la intensidad de la ofensiva israelí en Gaza les sorprendió. "Las cosas se están poniendo muy difíciles. La guerra ya declarada en Gaza, nos ha pillado a todos, como se suele decir, con 'el pie cambiado'. Se había hablado de todo esto, pero nadie se lo esperaba, o al menos que no llegara a tanto", dijo.

Al ser preguntado por el papel de los franciscanos en Tierra Santa. "Nosotros, sobre todo, hemos rezado y seguimos rezando por la paz en Tierra Santa y, en especial, en Gaza. ¡Qué difícil es! Nunca habrá paz sin la justicia, sin el respeto al otro, sin la salvaguardia de los derechos humanos, sin la aceptación de los demás como personas igual que yo", declaró Vítores.

"Es necesario que los hombres lleguen de una vez a convencerse que es posible convivir juntos, pero para ello hay que respetar al otro, tratarlo como un ser humano, como una persona, como un hijo de Dios, como un hermano. El odio no puede ser nunca la solución y las muertes de los hermanos claman al cielo, como la muerte de Abel. ¡Hay que rezar mucho por la paz en Tierra Santa!", dijo.

Vítores ha celebrado la Navidad con los ortodoxos griegos. "Hemos estado todos juntos, orando por la paz, para que en esta tierra los problemas no sean de injusticia, de muros y de violencia", agregó.