8 de agosto de 2020
22 de julio de 2010

La OSCE aprueba el despliegue "sin demora" de 52 asesores policiales en Kirguistán

La OSCE aprueba el despliegue "sin demora" de 52 asesores policiales en Kirguistán
REUTERS

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE) aprobó este jueves el envío "sin demora" de 52 asesores policiales a Kirguistán para ayudar a las autoridades locales a reducir la tensión interétnica y a fortalecer las capacidades de las unidades territoriales del Ministerio del Interior, informó el organismo.

La decisión fue adoptada por el Consejo Permanente de la OSCE, organismo que integran 56 países entre ellos Estados Unidos y Rusia, en una reunión celebrada en Viena este jueves bajo la presidencia de turno de Kazajistán.

El presidente del Consejo Permanente, el embajador kazajo Kairat Abdrakhmanov, se felicitó de la decisión de "desplegar sin demora un Grupo Asesor de Policía y así reforzar el trabajo continuado de la OSCE con Kirguistán para resolver la crisis actual, evitar la propagación de tensiones en la región y promover la rehabilitación postconflicto".

La ciudad de Osh, en el sur de Kirguistán, fue el epicentro el pasado mes de junio de una ola de violencia entre kirguises y uzbekos que se propagó luego a la región de Jalalabad y en la que murieron al menos 200 personas --aunque algunas estimaciones oficiales hablan de hasta 2.000 fallecidos-- y medio millón se vieron obligadas a abandonar sus hogares.

"Los asesores policiales desempeñarán un papel importante para tranquilizar a la población de Kirguistán tras los trágicos acontecimientos de los últimos meses, y reforzarán las capacidades de la Policía y ayudarán a restaurar la confianza pública", consideró.

El despliegue inicial de estos asesores policiales será de cuatro meses y la misión podría ampliarse con el acuerdo de Kirguistán y del Consejo Permanente de la OSCE. El actual acuerdo prevé el envío inicial de 52 policías para supervisar y aconsejar a sus homólogos kirguises, centrándose sobre todo en el sur del país. Todos ellos no irán armados y no tendrán poderes policiales ejecutivos. Los 56 estados miembros podrán designar candidatos para estos puestos.