26 de agosto de 2019
5 de marzo de 2014

La OTAN y Rusia discuten este miércoles la crisis en Ucrania

BRUSELAS, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Rusia ha aceptado participar este miércoles una reunión extraordinaria del Consejo OTAN-Rusia a nivel de embajadores para discutir con los países aliados la crisis en Ucrania, según ha confirmado la Alianza Atlántica.

   El embajador ruso ante la OTAN, Alexander Grushko, se comprometió a estudiar y dar una respuesta este martes a la propuesta del secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, de celebrar este miércoles una reunión extraordinaria con sus homólogos aliados a petición de varios de estos para discutir la crisis en Ucrania en plena escalada por el refuerzo militar ruso en Crimea, condenado con firmeza por los aliados el domingo.

   Los aliados y Rusia, que cedió en 1957 Crimea a Ucrania donde sigue manteniendo su base naval en Sebastopol, mantienen posturas muy alejadas en torno a la crisis ucraniana, donde Moscú defiende que está protegiendo los intereses de la población rusa en el país.

   El presidente ruso, Vladimir Putin, ha mostrado su rechazo a la imposición de sanciones por parte de Estados Unidos y de la Unión Europea y había advertido de que llegado el caso "los daños serán mutuos".

   Los embajadores de la OTAN ya condenaron la acción militar rusa en Ucrania por el refuerzo militar en Crimea y reiteraron su apoyo a la integridad territorial de Ucrania, al tiempo que apelaron al diálogo para encontrar una solución pacifica en una declaración pactada tras cinco horas de reunión extraordinaria el domingo, antes de reunirse con su homólogo ucraniano para analizar la situación.

   La reunión entre la OTAN y Rusia se produce un día después de las consultas entre los aliados, a nivel de embajadores, a petición de Polonia bajo el artículo IV del Tratado fundacional del organismo de defensa euroatlántico, que permite a los aliados celebrar consultas cuando "en opinión de cualquiera de ellos su integridad territorial, independencia política o seguridad están amenazadas".

   Los países de la OTAN denunciaron en una declaración pactada al término de la reunión que Rusia siga violando la soberanía e integridad territorial de Ucrania y sus compromisos internacionales y acordaron "intensificar" su evaluación sobre la seguridad euroatlántica tras admitir que tiene "implicaciones serias".    "A pesar de los llamamientos reiterados de la comunidad internacional, Rusia sigue violando la soberanía e integridad territorial de Ucrania y  sus compromisos internacionales. Estos desarrollos presentan serias implicaciones para la seguridad y la estabilidad del área euroatlántica", han manifestado los aliados en el texto.

   "Nos comprometemos a intensificar nuestra evaluación rigurosa, ya en marcha, de las implicaciones de esta crisis para la seguridad de la Alianza. Lo que haremos en estrecha coordinación y consultación", recalcaron.

   Los aliados han dejado claro que "permanecen unidos" y han manifestado su "espíritu de fuerte solidaridad en esta crisis grave", aunque dejaron claro que seguirán "apoyando todos los esfuerzos constructivos para una solución pacífica a la actual crisis conforme al Derecho Internacional" y mantener la "implicación" con Rusia.

   Los embajadores ante la OTAN se reunirán antes con sus homólogos europeos del Comité de Política y de Seguridad este miércoles para discutir Ucrania. El secretario general aliado, Anders Fogh Rasmussen, también tiene previsto reunirse a su vez con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, un día antes de la cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE extraordinaria para analizar la crisis en Ucrania.