19 de agosto de 2019
1 de febrero de 2018

Oxfam denuncia que "numerosas personas" siguen "cautivas" en Libia un año después del acuerdo con Italia

Reclama que se suspenda "inmediatamente" el pacto con el Ejecutivo de Trípoli y se anteponga la seguridad de los migrantes

Oxfam denuncia que "numerosas personas" siguen "cautivas" en Libia un año después del acuerdo con Italia
REUTERS / ESAM AL-FETORI

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Oxfam ha denunciado este jueves que "numerosas personas" siguen estando "cautivas" en Libia un año después de que el Gobierno de Italia, con el respaldo de la Unión Europea, alcanzara un acuerdo con el Ejecutivo libio para frenar la inmigración irregular.

En un comunicado, Oxfam ha explicado que migrantes que han logrado "escapar" de Libia han relatado a la ONg y a su socia Borderline Sicilia casos de "secuestros, asesinatos, violaciones y trabajos forzados continuos".

Tras recordar que, en virtud del acuerdo, la Unión Europea e Italia han proporcionado formación y apoyo logístico y económico a la Guardia Costera libia, Oxfam y Borderline Sicilia han subrayado que esta cooperación tiene como objetivo "contribuir a frenar la salida de migrantes de Libia y obligarlos a regresar al país".

Las dos ONG han hecho hincapié en que Italia y la Unión Europea "deben suspender inmediatamente" el acuerdo y "todas las actividades dirigidas a devolver a estas personas a Libia, incluyendo la cooperación con la Guardia Costera libia".

En febrero de 2017, Italia firmó un memorándum con el Gobierno de Unidad Nacional, con sede en Trípoli, que fue ratificado después por los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea en la reunión de Malta.

A juicio de Oxfam, este acuerdo "carece de salvaguardias suficientes para proteger los Derechos Humanos y defender la legislación internacional dado que Libia se ha negado a firmar la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, que protege a las personas que huyen de la persecución y el conflicto".

"Oxfam considera que el apoyo de la Unión Europea a la Guardia Costera libia agrava el sufrimiento de las personas atrapadas en el país", ha afirmado la ONG.

Tras destacar los recientes esfuerzos de la Unión Africana, la Unión Europea y Naciones Unidas para liberar a los migrantes de los centros de detención, Oxfam ha asegurado que estos esfuerzos no benefician a la mayoría de las personas migrantes atrapadas en Libia, puesto que las autoridades libias solo garantizan protección internacional a unas pocas nacionalidades.

"Las personas con las que hemos hablado están escapando de la guerra, la persecución y la pobreza y, sin embargo, al llegar a Libia, sólo encuentran otro infierno", ha relatado el director ejecutivo de Oxfam Italia, Roberto Barbieri.

"Los Gobiernos europeos tienen el deber de proteger los derechos humanos de todas las personas, incluidas las personas migrantes. Quienes atraviesan el mar para escapar de Libia no deberían ser retornados al grave peligro que allí corren", ha señalado.

Barbieri ha recalcado que el acuerdo migratorio con Libia "tiene importantes fallos y muchas personas están sufriendo, atrapadas en condiciones terribles". "Italia debe suspenderlo de forma inmediata y alcanzar un nuevo acuerdo que anteponga la seguridad y el bienestar de todas las personas que precisan ayuda en Libia. En lugar de tratar de evitar que los migrantes dejen el país, la Unión Europea debe centrarse en liberar a todas las personas atrapadas en centros de detención, independientemente de cuál sea su nacionalidad", ha dicho.

En agosto de 2017, Oxfam y sus organizaciones socias Borderline Sicilia y MEDU denunciaron algunos de los abusos sufridos por 158 personas migrantes entrevistadas que habían llegado a través de Libia. El 84 por ciento de las personas consultadas afirmaba haber sufrido un trato degradante e inhumano, violencia extrema o torturas y el 74 por ciento decía que había sido testigo de asesinatos o torturas.

Oxfam ha señalado que los nuevos testimonios recogidos por Borderline Sicilia tras el acuerdo entre Italia y Libia indican que la situación "no ha mejorado para muchas de las personas que siguen atrapadas en este país".

"Las personas migrantes continúan relatando historias de secuestros a cambio dinero, de hombres obligados a trabajar sin recibir ningún salario a cambio y de mujeres violadas u obligadas a ser esclavas sexuales. Una persona habló de niños vendidos como esclavos", ha denunciado la ONG.

Oxfam ha recalcado que la necesidad de que Europa "amplíe sus esfuerzos para ayudar a acabar con el sufrimiento de las personas migrantes atrapadas en Libia". "Europa no solucionará los problemas que llevan al desplazamiento y la migración con políticas centradas en el control fronterizo y la disuasión. En su lugar la Unión Europea debe garantizar rutas seguras para las personas que huyen, así como un proceso transparente y justo para solicitar asilo", ha concluido Barbieri.

Para leer más