19 de noviembre de 2019
16 de agosto de 2019

Pakistán dice que las "tácticas fascistas" de India en Cachemira "fracasarán de forma miserable"

Pakistán dice que las "tácticas fascistas" de India en Cachemira "fracasarán de forma miserable"
Imagen de archivo de Imran Jan, primer ministro de PakistánREUTERS / THOMAS PETER - ARCHIVO

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Pakistán, Imran Jan, ha afirmado este viernes que las "tácticas fascistas" de India en la región de Cachemira "fracasarán de forma miserable", en medio del aumento de las tensiones en la zona durante las últimas semanas.

"El Gobierno fascista y supremacista hindú de (el primer ministro indio, Narendra) Modi debería saber que mientras que los ejércitos, milicianos y terroristas pueden ser derrotados por fuerzas superiores, la Historia nos dice que cuando una nación se une en una lucha por la libertad y no teme a la muerte, ninguna fuerza puede impedir que logre su objetivo", ha dicho.

Así, ha manifestado a través de Twitter que "es por ello que el credo exclusivista de la hinduidad creado por el Gobierno liderado por Modi y sus tácticas fascistas en la Cachemira ocupada fracasará miserablemente en su intento de acabar con la lucha de liberación cachemir".

El propio Jan acusó el miércoles a India de preparar una ofensiva militar en la región de Cachemira administrada por Islamabad y advirtió de la respuesta de Islamabad en caso de conflicto.

Desde la jornada del jueves se han registrado una serie de enfrentamientos en la frontera que se han saldado con la muerte de al menos cuatro soldados paquistaníes.

El portavoz del Ejército paquistaní, Asif Ghafur, había asegurado el jueves que, además de las bajas en el lado paquistaní, también habían fallecido cinco militares de India. Sin embargo, un portavoz del Ejército indio citado por Reuters tachó de "equivocado" el balance y afirmó que "no ha habido víctimas".

Estos incidentes coinciden con la escalada de tensiones políticas en la zona después de que el Gobierno indio bloquease a principios de mes las comunicaciones y redujese los poderes en la zona de Cachemira bajo su control. Nueva Delhi alegó razones de seguridad y la necesidad de integrar más esta zona en el resto del territorio.

El Ejecutivo de Pakistán, sin embargo, lo percibió como una amenaza y ordenó una revisión de las relaciones con India. Jan acusó este jueves a la comunidad internacional de presenciar "en silencio" los movimientos indios en Cachemira, donde podría producirse "otra masacre y limpieza étnica de musulmanes como la de Srebrenica".

EL CONFLICTO EN CACHEMIRA

Pakistán e India se disputan la región de la Cachemira histórica desde 1947 y se han enfrentado por ella en dos de las tres guerras que han mantenido desde su independencia de Reino Unido. En 1999 hubo un breve pero intenso enfrentamiento militar entre ambas potencias nucleares y desde 2003 se mantiene una frágil tregua.

En la zona operan grupos separatistas que abogan por la independencia o la unión con Pakistán. Nueva Delhi acusa a Islamabad de patrocinar estas milicias, pero los paquistaníes niegan toda implicación. Las estimaciones cifran en unos 45.000 los fallecidos debido a este conflicto desde finales de la década de 1980.

Las tensiones entre ambos países alcanzaron su máximo en los últimos años tras el atentado perpetrado el 14 de febrero en la localidad de Pulwama, en la Cachemira india, que se saldó con la muerte de 40 agentes.

La autoría del atentado fue reclamada por el grupo armado Jaish-e-Mohammad (JeM), tras lo que India acusó directamente a Pakistán de estar implicado en el ataque, lo que fue rechazado de plano por Islamabad.

En el primer semestre de 2019 han muerto más de 300 personas en la región, según los datos recopilados por el Armed Conflict Location and Event Data Project (ACLED). La cifra es la peor desde que empezó a recabar datos en 2016.

Para leer más