2 de marzo de 2021
9 de marzo de 2014

Panamá, dispuesto a restablecer las relaciones con Venezuela "en cualquier momento"

CARACAS, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Panamá, Francisco Álvarez de Soto, ha asegurado que el Gobierno de Ricardo Martinelli está dispuesto a restablecer las relaciones con Venezuela "en cualquier momento", a pesar de la escalada de tensión de la última semana.

"Panamá tiene la mano tendida para restablecer esas relaciones diplomáticas en cualquier momento en la medida en que se dé el clima de respeto de Estado a Estado y el nivel de interlocución adecuada", ha dicho en una entrevista concedida a TVN.

Álvarez de Soto ha lamentado "el uso de vocabulario soez, no aceptable en el mundo diplomático", que ha utilizado el presidente venezolano, Nicolás Maduro, para referirse a su homólogo panameño, al que ha llamado "lacayo" de Estados Unidos.

El canciller ha destacado que Panamá "no ha faltado el respeto a ninguna autoridad venezolana", mientras que por parte del Gobierno de Maduro "se han recibido solamente faltas de respeto y muy poco manejo diplomático".

Además, ha insistido en que la petición de Panamá para que los cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reúnan no supone una injerencia en los asuntos internos venezolanos. "Tenemos derecho a proponer", ha sostenido.

RUPTURA DE RELACIONES

Maduro anunció el pasado miércoles que, "frente a la conspiración abierta", había decidido "romper relaciones políticas y diplomáticas y congelar las relaciones comerciales con el Gobierno de Panamá en defensa de la soberanía de la patria venezolana".

El jefe de Estado detalló después que la ruptura de relaciones comerciales supondrá también "la suspensión del proceso de revisión de una presunta deuda en dólares de empresas privadas venezolanas con exportadores de la ZLC, donde se han detectado graves irregularidades que se seguirán investigando a nivel penal".

Maduro explicó que "hay maniobras por parte del Gobierno de Estados Unidos en conchupancia con un Gobierno lacayo, de un presidente que ya en los próximos meses se va, de derecha, que no es digno de su pueblo, que ha estado actuando activamente contra Venezuela". "Se trata del presidente de Panamá", señaló.

DEBATE EN LA OEA

El líder 'chavista' tomó esta decisión después de que Panamá, a través de su embajador en la OEA, Arturo Vallarino, insistiera en convocar una sesión extraordinaria del Consejo Permanente para abordar la crisis en Venezuela.

Estaba previsto que el Consejo Permanente de la OEA celebrara una sesión extraordinaria el pasado 27 de febrero para abordar la crisis política en Venezuela y, en caso de ser necesario, convocar una reunión de consulta de los ministros de Exteriores.

Sin embargo, el embajador de Venezuela en la OEA, Roy Chaderton, pidió al bloque hemisférico que dejara sin efecto dicha convocatoria "puesto que la misma fue efectuada en ausencia del presidente del Consejo Permanente, Pedro Vergés Ciman, en contravención del artículo 6".

Panamá insistió en reunir al Consejo Permanente, que finalmente el pasado viernes, tras varias horas de debate a puerta cerrada, emitió, por 29 votos a favor y tres en contra --de Estados Unidos, Canadá y Panamá--, una declaración de "solidaridad" con Venezuela en la que llama al diálogo entre Gobierno y oposición.

Esta declaración descartar el envío de una misión de observación a Venezuela, así como una futura reunión de los ministros de Exteriores de la OEA, tal y como había pedido Panamá, que podría tomar decisiones de mayor calado.

El Gobierno de Maduro ha interpretado esta reacción de la OEA como una "victoria del pueblo venezolano y de la América Latina libre e independiente".

UNASUR VS OEA

El ministro de Exteriores de Venezuela, Elías Jaua, ya anunció que el Gobierno acudiría a la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) para debatir la crisis política porque es "más eficiente" que otras organizaciones regionales para "desactivar golpes" de Estado.

El jefe de la diplomacia venezolana se refirió así a la OEA, a la que el Gobierno de Maduro ha acusado en numerosas ocasiones de ser parcial en el análisis de las crisis políticas regionales porque --según argumenta-- está a las órdenes de la Casa Blanca.

Por ello, Venezuela ha solicitado a Surinam, que ostenta la Presidencia 'pro tempore', que convoque una reunión de cancilleres de UNASUR, que se celebrará el próximo miércoles en Santiago de Chile, para abordar la crisis política en el país.

La crisis política en Venezuela se desató el 12 de febrero, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y la represión de las mismas por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados, lo que ha dejado al menos 50 muertos y cientos de heridos y detenidos.