17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 19 de julio de 2014

    El Papa Francisco transmite su "cercanía" con los familiares de las víctimas del atentado contra la AMIA

    El Papa Francisco transmite su "cercanía" con los familiares de las víctimas del atentado contra la AMIA
    POOL NEW / REUTERS

    BUENOS AIRES, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Papa Francisco transmite su "cercanía" con los familiares de las víctimas del atentado contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires, en el veinte aniversario del suceso, en el que murieron 85 personas. "Que se haga justicia", ha reclamado.

    A través de un vídeo, el Pontífice ha mandado un mensaje de apoyo a "todos aquellos que han visto vidas sesgadas y esperanzas truncadas". "Veinte años de la tragedia, de una locura. El terrorismo es una locura. El terrorismo solamente sabe matar, no sabe construir, destruye", ha apostillado el Papa.

    El mensaje ha sido publicado por el director del Congreso Judío Latinoamericano, Claudio Epelman, que visitó a Francisco y grabó en su teléfono móvil el video con el mensaje, tal y como informa el diario argentino 'La Nación'.

    "Algunas veces dije que Buenos Aires es una ciudad que necesitaba llorar, que todavía no había llorado lo suficiente. A riesgo de caer en un lugar común, lo repito: nos hace falta llorar. Somos muy proclives a archivar cosas, a no hacernos cargo de historias, de sufrimientos, de cosas que podrían haber sido bellas y no fueron", añade el Pontífice.

    Por último, ha hecho un llamado a la oración por todas las víctimas para que "Dios dé paz a los que murieron en este acto de locura" y ha insistido en su deseo de que se haga justicia.

    LOS HECHOS

    El 18 de julio de 1994, un coche bomba destruyó la sede de la AMIA en Buenos Aires, dejando un saldo de 85 muertos y 300 heridos. Es el mayor ataque terrorista que ha sufrido Argentina desde el atentado de 1992 contra la Embajada de Israel.

    El 25 de octubre de 2006, el fiscal Alberto Nisman acusó formalmente a Irán de planificar el atentado y al partido-milicia chií libanés Hezbolá de ejecutarlo. Posteriormente, la justicia argentina ha emitido varias órdenes de captura contra exfuncionarios y funcionarios iraníes y contra un miembro de Hezbolá.