23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 15 de julio de 2008

    El Papa reza, pasea, lee y prepara sus discursos de la Jornada Mundial de la Juventud en su primer día en Sidney

    El Papa reza, pasea, lee y prepara sus discursos de la Jornada Mundial de la Juventud en su primer día en Sidney
    REUTERS




       MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

       El Papa Benedicto XVI dedicó el lunes su primera jornada en la ciudad australiana de Sidney --donde ha acudido para participar en la XXIII Jornada Mundial de la Juventud a partir del jueves-- a la oración, la lectura, la música y a pasear.

       "Oración, música, lecturas y paseos por el jardín en su residencia de Kenthurst han sido parte de la jornada del lunes 14, la primera que ha transcurrido el Papa Benedicto XVI en Australia", dice 'L'Osservatore Romano'.

       El diario vaticano explica que Benedicto XVI celebró una Misa con sus dos secretarios, monseñores Georg Gänswein y Alfred Xuereb, y dos sacerdotes del Opus Dei, además de unos treinta miembros del personal del centro de formación 'Kenthurst Study Center', que dirige la institución fundada por San Josemaría Escrivá de Balaguer, y se encuentra en las Montañas Azules, a 40 kilómetros de Sidney. En este centro se alojará el Papa hasta el jueves.

       El Sumo Pontífice se levantó el lunes temprano y tras el desayuno dio un "breve paseo". Luego se retiró a leer y a preparar los discursos que pronunciará durante la Jornada Mundial de la Juventud a partir de mañana.

       A mediodía Benedicto XVI almorzó con el arzobispo de Sydney, el cardenal George Pell, y el obispo coordinador de la JMJ, monseñor Anthony Fisher, con quienes "conversó sobre los temas y los eventos relacionados a la JMJ Sydney 2008", explica el rotativo.

       La tarde se inició con un segundo paseo "un poco más largo", dice el diario, en los jardines de la residencia, donde hay un pequeño lago y una capilla en la que Benedicto XVI rezó.

       A las 17 horas el Papa disfrutó de un concierto a cargo de la 'Symphony Fellows of Sydney', compuesta por siete miembros, que ejecutaron piezas de Schubert, Mozart y Schumann. "El concierto duró casi una hora, tiempo en el que el Pontífice se vio sereno y distendido", añade.

    PIANO Y GATO EN LA RESIDENCIA

       Benedicto XVI descansa tras un largo viaje desde Roma en el centro del Opus Dei en la ciudad de Sidney con un gato, su animal favorito, y con una de sus aficiones, el piano, según informó la víspera el diario australiano 'The Sydney Morning Herald'.

       Para hacer más agradable la estancia al Pontífice, le han dispuesto un piano afinado para la ocasión y un gato, por el cariño que tiene a este animal. Todo ello se unirá a la Eucaristía diaria y a los diferentes momentos de oración que realizará durante cada jornada.

       En este sentido, el portavoz de la JMJ, Daniel Casey, señaló que el Papa se levantará temprano para la Misa en la capilla de su residencia, rezará y descansará. "Estará durmiendo muy bien", vaticinó.

       Sobre la decisión de prestarle un gato y poner a su disposición un piano, Casey manifestó que pretenden "crear un espacio donde pueda recargar las pilas después del viaje más largo de su vida". A pesar del cansancio, el portavoz de la jornada apuntó que Benedicto XVI "estaba emocionado" cuando bajó del avión y "muy centrado" en la semana que le espera.