19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 6 de septiembre de 2018

    El parlamentario opositor de Uganda Bobi Wine recalca que la libertad "se ha de ganar o morir intentándolo"

    El parlamentario opositor de Uganda Bobi Wine recalca que la libertad "se ha de ganar o morir intentándolo"
    REUTERS / STRINGER .

    MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El músico y parlamentario opositor ugandés Robert Kyagulanyi, conocido como Bobi Wine, ha asegurado este jueves que "seguirá luchando por la libertad" y ha agregado que "es una lucha que se ha de ganar o morir intentándolo".

    "Voy a seguir pidiendo a los ugandeses, y especialmente los jóvenes, que se levanten y que no se rindan nunca hasta que consigan la libertad y la dignidad que merecen", ha dicho, en una entrevista concedida a la cadena de televisión británica BBC.

    Wine ha realizado estas declaraciones desde Estados Unidos, a donde fue trasladado recientemente para recibir tratamiento médico tras las torturas que ha denunciado que sufrió durante su detención.

    El parlamentario opositor ha sido imputado por traición en el país africano, cuyas autoridades han negado que fuera torturado bajo custodia.

    El Gobierno ha publicado este mismo jueves un comunicado en el que ha sostenido que Wine "está ante los tribunales de Uganda por traición e incitación a la violencia y, sin duda, su abogado Bob Amsterdam y otros están intentando salvarle empleando tácticas de distracción al formular las tentadoras, si bien no demostradas, acusaciones de torturas".

    En este sentido, ha dicho que estas acusaciones son "falsas", "negativas", si bien "no totalmente sorprendentes". "Si Bob Wine fue realmente torturado (...) debería regresar rápidamente a Uganda para presentar esto ante los tribunales", ha argumentado.

    "El Estado de Uganda no usa los asesinatos contra sus opositores ni contra sus enemigos. Uganda es un país que se ciñe a la ley", ha sostenido el portavoz gubernamental, Ofwono Opondo P'Odel.

    El parlamentario fue arrestado el 14 de agosto en relación con el ataque con piedras contra el coche del presidente del país, Yoweri Museveni, en Arua, donde había acudido a hacer campaña en favor del candidato de su partido a un escaño vacante en el Parlamento.

    El arresto del popular cantante, que se hizo con un escaño en el Parlamento el año pasado en buena medida gracias a sus canciones de rechazo a Museveni, provocó protestas en el país, incluida la capital, Kampala. Además, se denunció que el parlamentario ha sido torturado bajo custodia.

    De hecho, dado su mal estado de salud --ha tenido que ser ayudado en varias ocasiones a caminar durante las dos comparecencias-- el juez ante el que compareció a finales de agosto en el tribunal de Gulu accedió a autorizarle tanto a él como al resto de detenidos el que puedan recibir atención médica privada en prisión.

    Para leer más