3 de marzo de 2021
16 de diciembre de 2014

El partido de ultraderecha Demócratas Suecos registra sus niveles más altos de popularidad

ESTOCOLMO, 16 Dic. (Reuters/EP) -

El partido de ultraderecha Demócratas Suecos ha registrado sus niveles más altos de popularidad desde que propició la convocatoria de elecciones anticipadas por parte del Gobierno de centro-izquierda al apoyar los presupuestos de la conservadora Alianza.

Según un sondeo sobre intención de voto difundido este martes por la cadena local TV4, Demócratas Suecos suma el 16 por ciento de los apoyos, lo que supone 3,7 puntos más que hace un mes y 3,9 puntos más que en las elecciones de septiembre.

Los consultora Novus ha explicado que es el mayor nivel de popularidad alcanzado por el partido de ultraderecha en una encuesta y ha detallado que sus nuevos apoyos proceden tanto desde la Alianza como de la gobernante coalición de centro-izquierda.

Los Demócratas Suecos moderaron algunas de sus posturas para conseguir su primer escaño en 2010. Desde entonces, han multiplicado sus apoyos y han amenazado con tumbar cualquier Gobierno que no reduzca significativamente el número de inmigrantes.

En cuanto a los demás partidos, la coalición de centro-izquierda sigue a la cabeza con el 43,3 por ciento, ligeramente por encima de su última cifra. Entre sus socios, los Social Demócratas consiguen un 32 por ciento, 3,4 puntos más, mientras que Los Verdes bajan 1,9 puntos hasta el seis por ciento.

Por detrás, se sitúa la Alianza, que sigue siendo la segunda fuerza política sueca, con un 38,5 por ciento, lo que evidencia una subida de tres puntos respecto a la medición de noviembre.

La encuesta se realizó a 1.786 personas entre el 3 y el 14 de diciembre, después de que el primer ministro sueco, Stefan Lofven, convocara elecciones anticipadas para el 22 de marzo en respuesta al 'no' del Congreso a sus presupuestos generales.

Lofven se vio obligado por la decisión de Demócratas Suecos y la Alianza de respaldar las cuentas públicas presentadas por la centro-derecha en el Parlamento, haciendo imposible la aprobación del borrador del Gobierno.