25 de enero de 2020
23 de octubre de 2019

El patriarca maronita de Líbano reclama medidas para responder a las "justas demandas" de los manifestantes

El patriarca maronita de Líbano reclama medidas para responder a las "justas demandas" de los manifestantes
El líder de la Iglesia Maronita de Líbano, Beshara al Rai - REUTERS / OMAR SANADIKI - ARCHIVO

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

El patriarca maronita de Líbano, Bechara Rai, ha reclamado este miércoles al presidente del país, Michel Aoun, que abra un proceso de consultas con los líderes políticos y religiosos del país para dar respuesta a las "justas demandas" de la población, en medio de las masivas movilizaciones contra el Gobierno.

"Pedimos al poder que adopte medidas serias y valientes para retirar al país de la situación que presencia", ha dicho, tras una reunión extraordinaria del Consejo de Arzobispos y Patriarcas Católicos en Bkirki.

Rai ha resaltado que las movilizaciones suponen "un levantamiento popular histórico y excepcional que requiere posiciones y medidas excepcionales", según ha informado la agencia estatal libanesa de noticias, NNA.

En sus declaraciones, ha acusado a la élite libanesa de haber caído en la "corrupción" y ha recalcado que "es momento de que el Estado responda a las justas demandas de la población y que la vida de los ciudadanos vuelva a la normalidad".

En este sentido, ha apuntado que las reformas aprobadas por el Gobierno y anunciadas el lunes por el primer ministro, Saad Hariri, son "un primer paso positivo", si bien ha pedido una remodelación del Ejecutivo, tal y como ha recogido el diario local 'The Daily Star'.

"Saludamos a los manifestantes y expresamos nuestra solidaridad con su pacífico levantamiento", ha apuntado, antes de solicitar a los manifestantes que "mantengan la pureza y lo pacífico de su acción para evitar que nadie se aproveche".

En respuesta, Aoun ha contactado con Rai para discutir el contenido de sus declaraciones y ha aplaudido el comunicado publicado tras el encuentro en Bkirki.

Durante la jornada han continuado las movilizaciones en varios puntos del país, después de que los manifestantes decidieran mantener las movilizaciones a pesar de las promesas de reforma formuladas por el Gobierno.

Hariri desveló que estas reformas incluyen una reducción a la mitad de los salarios de los ministros y parlamentarios, al tiempo que reveló que el acuerdo sobre los Presupuestos no incluye la aplicación de impuestos al alza.

Además, se creará una comisión anticorrupción para investigar los casos sospechosos y se aprobará una ley para recuperar los fondos malversados, motivo por el que pidió la ayuda de abogados de la sociedad civil.

Por otra parte recalcó que no actuará para impedir que la población mantenga las manifestaciones y dijo que apoyará los llamamientos a la celebración de elecciones anticipadas.

LAS PROTESTAS

Las protestas arrancaron a principios de octubre en medio del deterioro de la crisis y después de una caída de la moneda local por primera vez en las últimas dos décadas. El descontento se arrastraba ya desde julio, cuando el Parlamento aprobó un presupuesto de austeridad para hacer frente al déficit.

Sin embargo, han ganado intensidad desde el jueves a raíz del anuncio del Gobierno sobre los planes para introducir una tasa por el uso de la aplicación de mensajería móvil WhatsApp.

El epicentro de las movilizaciones son las plazas de Riad el Solh y la plaza de los Mártires del centro de Beirut, donde los manifestantes llevan tres días acampados bajo consignas revolucionarias y exigiendo la devolución de los fondos públicos saqueados, hasta el momento en un ambiente festivo.

Líbano hace frente a una gran deuda pública y problemas financieros debido a la ralentización del flujo de capitales necesario para financiar al Gobierno, lastado además por el escaso crecimiento y una elevada tasa de desempleo, cercana al 30 por ciento.

Para leer más