25 de mayo de 2019
9 de marzo de 2014

El Pentágono resta valor a la hipótesis de un posible atentado contra el avión malasio desaparecido

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Defensa de Estados Unidos no percibe, en principio, que el avión de Malaysia Airlines desaparecido ayer pudiera haber sido objeto de un atentado, según datos preliminares recogidos por un sistema avanzado de vigilancia aérea y a pesar de los temores de un ataque tras saberse ayer de la presencia de pasajeros con pasaportes robados en el vuelo.

"De momento, no hemos registrado este incidente como un acto de terrorismo", apuntó una fuente anónima de Inteligencia estadounidense al diario 'The New York Times', según la información recogida por un sistema que recoge "flashes de luz" en el espacio aéreo --indicio de una explosión--. "Es cierto que lo de los pasaportes robados en interesante, pero no indica necesariamente que se trate de un ataque terrorista", aseveró la fuente.

Los pasaportes fueron sustraídos al italiano Liugi Maraldi, de 37 años y que informó del robo a la Policía italiana el pasado mes de agosto, así como al austríaco Christian Kozel, que denunció la sustracción del documento hace dos años. En respuesta a las dudas suscitadas, fuentes estadounidenses apuntan que no solo los terroristas emplean pasaportes falsos, también empleados asiduamente por contrabandistas, traficantes e inmigrantes ilegales.

No obstante, el director ejecutivo de Malaysia Airlines, la aerolínea propietaria del aparato desaparecido, no quiere apresurarse. "De momento, no descartamos nada", declaró Ahmad Jauhari Yahya. "Por lo que a nosotros respecta en estos momentos, no se trata nada más que de un informe", añadió.

Los radares que rastreaban la señal del Boeing del Malaysia Airlines indican que podría haber tratado dar la vuelta cuando se dirigía, procedente de la capital de Malasia, Kuala Lumpur, hacia Pekín, la capital de China, según el Ejército.

"Lo que hemos hecho es realmente mirar el registro del radar que ha tenido (el vuelo MH370) y nos hemos dado cuenta de que existe la posibilidad de que el avión se diera la vuelta", ha explicado el comandante jefe de las Fuerzas Aéreas malasias, Rodzali Daud, en una rueda de prensa celebrada este domingo en Kuala Lumpur.

El aparato, con 227 pasajeros y doce tripulantes a bordo, desapareció hace más de 24 horas cuando sobrevolaba las aguas del mar de China Meridional, entre los límites territoriales de Vietnam y Malasia.

En las últimas horas, las autoridades malasias han ordenado ampliar la zona de búsqueda. El Gobierno, el Ejército y Vietnam han confirmado el hallazgo de manchas de combustible a unos 120 kilómetros de la isla vietnamita de Thou Che, en el sur del archipiélago.