2 de diciembre de 2020
24 de agosto de 2006

Perú.- Comunidades indígenas de Perú denuncian que la minería en el país se hace "violando" sus Derechos Humanos

Un representante de la coordinadora CONACAMI reclama que el estado "cautele" los conflictos entre los pueblos afectados y la industria

SANTANDER, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

Miguel Palacín, presidente de la Coordinadora Nacional de Comunidades del Perú afectadas por la minería (CONACAMI), destacó hoy en Santander que la minería en ese país se realiza "violando los Derechos Humanos", "persiguiendo a dirigentes" e, incluso, "matando a personas", además de "contaminando" el medio ambiente.

Además, criticó que "no se deja participar" en el proceso a las comunidades indígenas que "no reciben ni un centavo" de "los escasos beneficios" dados por la actividad.

Palacín hizo estas declaraciones en rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de la capital cántabra, en donde se halla participando en el curso 'La minería y su impacto'.

A su entender, el estado debería ser "quien cautele" los "conflictos" entre los pueblos indígenas y la actividad minera, aunque lamentó que en la actualidad la legislación peruana resulta "beneficiosa" para esta última, hasta el punto que en ese país "se ha criminalizado la protesta" y "no se puede salir a protestar a la calle" porque "es delito".

"Si bloqueas un camino, te vas ocho años a la cárcel", subrayó Palacín, quien acotó que un 52% de las exportaciones de Perú son minerales y sin embargo, "de ese 52% sólo contribuyen (a la economía nacional) un 1%".

PARTICIPAR EN LAS DECISIONES

Destacó que la voluntad de su coordinadora y de los grupos indígenas se centra en "participar en las decisiones", y que se les "consulte" cualquier acción en este sentido. Asimismo, destacó que "no se puede hacer actividad minera en áreas en donde se afecta a la vida", por lo que reclamó que las extracciones se lleven a cabo en los lugares apropiados, y no cerca de reservas, cuencas de agua o centros de población, en donde "actualmente sí se hacen", criticó.

En todo caso, aseguró que los grupos indígenas "no están en contra" de la actividad minera, sino que "son ellos los que están en contra nuestra". "Por alzar la voz, muchas veces nos indican por estar en contra del desarrollo, y nos quieren vincular con violencia y grupos subversivos", lamentó.

A este respecto, explicó que la población "protesta" y "está movilizada", a consecuencia de lo cual "hay muchos muertos" y "perseguidos". "Yo estoy en la lista de perseguidos", aseveró este representante de CONACAMI, quien afirmó que en Perú la lista de "dirigentes perseguidos" asciende a 740 personas.

Por su parte, Esperanza Martínez-Conde, profesora del Departamento de Ecología de la Complutense de Madrid y directora del curso, denunció que la Embajada española en Colombia no ha facilitado al presidente del sindicato minero en ese país los permisos para acudir a España a participar en este foro. "Le han entretenido y nos han tenido pendientes de esto hasta hace dos días", dijo.