8 de abril de 2020
29 de mayo de 2014

Perú da marcha atrás en el proceso de erradicación de cultivos de coca en Pichari

LIMA, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Agricultura de Perú, Juan Manuel Benites, y varios colectivos cocaleros del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) han firmado un acuerdo que cancela la instalación del Corah, organismo encargado de la erradicación de cultivos, en Pichari, en el sur del país.

El Gobierno había decidido implantar el Proyecto Especial de Reducción y Control de Cultivos en el Alto Huallaga (Corah) en este distrito por ser el menos radical de todos los que componen el VRAEM, cuya población se manifestó a mediados de mes en contra de la erradicación de las plantaciones.

Esta medida supone para muchos un paso atrás en la lucha contra el narcotráfico. El analista Jaime Antenza, consultado por el periódico 'Perú 21', lo califica como "triunfo del narcotráfico" y cree que al Gobierno le temblaron las piernas. Antenza también teme "otras alianzas, nada santas" entre Gobierno y cocaleros.

El VRAEM cultiva unas 21.000 hectáreas de hoja de coca y la expresidenta de Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (DEVIDA), Carmen Masías, se había comprometido a acabar con 16.000. Sin embargo, Masías dimitió esta semana, supuestamente, por discrepancias con el Gobierno.