24 de mayo de 2019
20 de junio de 2014

El plan de paz de Poroshenko prevé una zona tapón de 10 kilómetros en la frontera con Rusia

El presidente ucraniano ya se lo ha presentado a Putin y espera conseguir su apoyo

KIEV, 20 Jun. (Reuters/EP) -

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, pedirá la creación de una zona tapón de 10 kilómetros en la frontera con Rusia en el marco de su plan de catorce puntos para devolver la paz al este de ucrania, según una versión no oficial difundida este viernes por los medios.

Los detalles sobre la propuesta para crear esta zona tapón, incluida en la copia fotografiada del plan de catorce puntos y que publican los medios, no se conocen aún. No está claro si el total de la zona desmilizarizada estará del lado ucraniano de la frontera o una parte también estará del lado ruso. Tampoco está claro qué estatus tendrán las personas que vivan en estas zonas.

El ministro de Defensa en funciones, Mijailo Koval, ha señalado este viernes al Parlamento que las fuerzas gubernamentales han conseguido recuperar el control de la frontera y que ahora ya no existe la posibilidad de que se envíe material militar a los separatistas desde Rusia.

Poroshenko, que asumió el cargo el 7 de junio, está bajo presión para conseguir el respaldo de Rusia, así como de sus apoyos en Occidente, a un plan que busca poner fin a la rebelión en el este y estabilizar el país.

Está previsto que este mismo viernes haga público el contenido del plan, pese a que por segundo día consecutivo continúan los intensos combates entre las fuerzas gubernamentales y los separatistas en la región de Donetsk.

Poroshenko ha dado a conocer al presidente ruso, Vladimir Putin, los detalles de su plan durante la conversación telefónica que ambos mantuvieron a última hora del jueves y le ha pedido su apoyo, según ha informado su web. Además, está previsto que el nuevo ministro de Exteriores se lo explique este lunes a sus homólogos de la UE.

OTROS DETALLES

El plan, según la versión no oficial, llama a la celebración de elecciones parlamentarias anticipadas así como elecciones locales en las regiones.

Asimismo, se ofrecería una amnistía a los separatistas que depongan las armas y no hayan cometido "delitos graves" y exige la liberación de todos los rehenes.

Igualmente, se creará un corredor para que "los mercenarios rusos y ucranianos" puedan abandonar el país de forma segura y se evacuarán todos los edificios oficiales ocupados por los separatistas en los últimos meses.

Poroshenko propone también enmendar la Constitución para que se permita una "descentralización" de poderes que dé más voz a los ciudadanos del este en sus asuntos, además de garantizar plenos derechos a la lengua rusa.

El presidente ha indicado que el plan de paz, una vez aceptado, entrará en vigor tan pronto como él ordene a las fuerzas ucranianas un alto el fuego.

Para leer más