22 de octubre de 2020
2 de febrero de 2020

Polémica en Francia tras la entrada de antidisturbios en una iglesia de Toulouse durante una manifestación

Polémica en Francia tras la entrada de antidisturbios en una iglesia de Toulouse durante una manifestación
Imagen de un "chaleco amarillo" con el rostro tapado en las concentraciones en Toulouse - MIGUEL OSÉS / EUROPA PRESS - ARCHIVO

PARÍS, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Toulouse, Robert Le Gall, ha pedido respeto para las iglesias después de la polémica generada por la difusión de un vídeo en el que un policía antidisturbios entraba este sábado en una iglesia de la ciudad para llevarse a una manifestante que participaba en las movilizaciones de los 'chalecos amarillos'.

La Iglesia ha recordado que los templos son "lugares de paz y asilo", mientras que la Prefectura ha argumentado que el agente penetró en el templo "sin darse cuenta".

Los hechos ocurrieron el sábado en el pórtico de la iglesia de Nuestra Señora del Taur, un templo del siglo XIV cuando los manifestantes se refugiaron en medio de una persecución policial.

"La policía entró en el pórtico de esta iglesia. En el clima de violencia en el que vive nuestra ciudad desde hace más de un año todos los sábados reconozco que el trabajo realizado por las fuerzas policiales en nuestro país es difícil, pero exhorto a todos a estar más tranquilos y espero que haya diálogo", ha apuntado el arzobispo Le Gall este domingo en una nota de prensa. "Les recuerdo que nuestras iglesias siguen siendo lugares de paz y asilo que deben ser respetados como tales", ha remachado.

Los hechos fueron grabados y publicados en Twitter por el periodista Laurent Bigot, del medio alternativo AB7Media, y se extendió rápidamente en redes sociales.

La Prefectura, órgano departamental del que depende la Policía, ha explicado que "el policía inmediatamente liberó a esta mujer cuando se dio cuenta de que estaba en el pórtico de una iglesia". "En ningún caso entró al interior de la iglesia. No pasó las puertas que conducían a la nave. No hizo arrestos en ese momento. No hubo ejercicio coercitivo", ha argumentado.

Este incidente se produjo después de que "grupos de manifestantes hostiles" se refugiaran en varias entradas de edificios de la calle Taur, donde se encuentra la iglesia. "Los agentes de policía intentaban sacarlos de estos edificios", ha puntualizado la Prefectura.

Seis personas fueron detenidas durante la manifestación de Toulouse y se empleó gas lacrimógeno contra los cientos de personas concentradas como cada sábado en la ciudad.

Las protestas estallaron a mediados de noviembre de 2018, primero por el aumento de los precios del combustible y el alto coste de la vida, pero pronto se convirtieron en un movimiento más amplio contra el presidente, Emmanuel Macron, y sus reformas económicas.

Las protestas han perdido fuerza en los últimos meses, aunque la convocatoria de movilizaciones contra la reforma de las pensiones ha reforzado la participación.

Para leer más