1 de abril de 2020
16 de junio de 2014

La Policía albanesa se enfrenta a tiros a cultivadores de cannabis

TIRANA, 16 Jun. (Reuters/EP) -  

   La Policía albanesa se ha incautado este lunes de una plantación de cannabis en Lazarat. El registro ha incluido un fuego cruzado con los cultivadores, que han respondido con granadas y maquinaria pesada.

    El asalto se produjo el sábado, después de que la Policía abriera fuego al comenzar la primera operación de seguridad contra los cultivadores de marihuana, que se habían asentado en esta localidad desde la caída del comunismo y que habían restringido la entrada de los agentes.

   Después de horas de tiroteo que comenzó en el amanecer, la Policía tomó el control del edificio en el que había empezado el fuego, aunque no hubo arrestos. Los agentes encontraron 10.000 plantas de cannabis de un metro de altura, 1.000 semillas listas para plantar, sacos con marihuana y seis contenedores con cannabis seco que los dueños quemaron para destruir las pruebas.

   La Policía ha avanzado que en los próximos días podría volver con los detenidos al edificio para identificar y destruir el resto de la plantación. "La Policía del Estado está decidida a cumplir su objetivo y misión de liberar la localidad de este grupo criminal que ha aterrorizado el lugar durante años", ha escrito el cuerpo de seguridad en un comunicado.

   El ministro del Interior, Saimir Tahiri, ha dicho que el país está "decidido a recorrer el camino de la Justicia y la ley". Tahiri ha pedido "a todos aquellos en Lazarat que han tomado las armas contra la Policía" que las abandonen y dejen a la Policía hacer su trabajo. "De otra manera, las fuerzas de seguridad actuarán como nunca antes", ha añadido.

   El alcalde de la localidad, Dasho Aliko, ha pedido calma y les ha dicho a los residentes que permanezcan en sus casas. Aliko ha culpado del altercado a un pequeño número de "manzanas podridas" en la población local. "Es imperdonable que una parte de la comunidad manche a una comunidad entera", ha añadido en declaraciones a una televisión local.

   Las severas medidas de seguridad comenzaron días antes de que los 28 miembros de la Unión Europea decidieran si confirmaban a Albania como país candidato a una posible adhesión a la UE, lo que requeriría pasos convincentes sobre la ley.

   Lazarat, donde miles de personas trabajan en el cultivo de la droga, ha estado al margen del control del Gobierno desde finales de los 90.