11 de diciembre de 2019
2 de julio de 2014

La Policía birmana dispara alas de goma para dispersar a budistas y musulmanes en Mandalay

RANGÚN, 2 Jul. (Reuters/EP) -

La Policía birmana ha disparado balas de goma este miércoles para dispersar a una multitud de budistas y musulmanes que se estaban enfrentando entre sí en las calles de Mandalay, la segunda ciudad del país.

Birmania ha sido escenario de violencia entre las dos comunidades desde junio de 2012. Más de 200 personas han muerto, en su mayoría miembros de la minoritaria comunidad musulmana, y al menos 140.000 se han visto desplazadas.

La Policía ha desplegado a más de 600 agentes después de que una multitud de unos 300 budistas, incluidos 30 monjes, comenzara a lanzar piedras ceerca de una tetería propiedad de un musulmán a las 23:00 horas del martes (18:30 hora española), según un comunicado de la Policía de Mandalay.

"Un policía, tres budistas y un musulmán han resultado heridos por piedras en el incidente", precisa el comunicado. "Dos de los budistas heridos están recibiendo tratamiento en un hospital y el resto han recibido atención médica externa", añade.

La Policía ha indicado que han disparado tres balas de goma en un intento por controlar a la multitud, que se ha dispersado hacia las 3:15 horas del miércoles después de que los monjes ayudaran a convencer a la gente de que se marchara.

VIOLACIÓN DE UNA MUJER BUDISTA

Un testigo que vive en el barrio predominantemente musulmán donde se han producido los hechos ha indicado que una turba budista se había congregado después rumores de que el propietario musulmán de la tetería había violado a una mujer musulmana.

La Policía de Mandalay ha confirmado en su comunicado que se ha presentado un cargo por violación contra el propietario. Además, se había puesto el negocio bajo vigilancia tras recibir un chivatazo de que sería atacado.

Para leer más