3 de marzo de 2021
13 de junio de 2014

La Policía china confirma el arresto del abogado especializado en Derechos Humanos Pu Zhiqiang

PEKÍN, 13 Jun. (Reuters/EP) -

La Policía china ha confirmado este viernes que ha arrestado a un destacado abogado especializado en Derechos Humanos, Pu Zhiqiang, acusado de disturbios y acceso ilegal a información personal.

Pu Zhiqiang, uno de los disidentes más abiertos y claros de China, fue detenido el mes pasado tras acudir a una reunión en una casa privada para recordar la sangrienta represión de las protestas prodemocráticas de la plaza de Tiananmen en 1989. La Policía detuvo también a otros cuatro activistas, a los que puso en libertad después.

La Policía de Pekín arrestó formalmente a Pu "bajo sospecha de delitos que causan revueltas y acceso ilegal a información personal de ciudadanos tras la aprobación de la fiscalía", según ha informado la Policía en su microblog oficial. "En lo que respecta a otros supuestos delitos de Pu Zhiqiang, los órganos de seguridad pública realizarán más investigaciones", ha añadido.

El abogado de Pu, Zhang Sizhi, no ha dado detalles de la investigación o sobre si Pu se declararía culpable, ya que el propio Pu le ha pedido que no desvele esa información. Zhang, en un comunicado publicado en Internet el jueves, confirmaba que su defendido podría afrontar una larga condena en prisión.

Un arresto formal habitualmente conduce a un procesamiento y, finalmente, a una condena en China, donde los tribunales están controlados por el Partido Comunista. El cargo de "causar disturbios" conlleva una pena de cárcel de hasta cinco años, mientras que el de "acceso ilegal a información personal de ciudadanos" supone una pena máxima de cárcel de tres años.

Si Pu es juzgado, su caso será el último procesamiento de un disidente reconocido internacionalmente desde la sentencia en enero contra Xu Zhiyong, un abogado de Derechos Humanos encarcelado durante cuatro años después de que pidiera a las autoridades que publicaran su patrimonio.

Pu, de 49 años, defensor de la libertad de expresión, ha representado a muchos disidentes conocidos, incluido el artista Ai Weiwei y activistas del "Movimiento de Nuevos Ciudadanos", un grupo que ha instado a los líderes chinos a informar de su patrimonio. También se opuso a los campos de trabajos forzados, que el Gobierno ha abolido, y apareció profusamente en los medios estatales por esa campaña, algo poco habitual con un crítico con el Gobierno. Además, ha criticado a las autoridades y pedido la incineración de Mao Zedong, que está embalsamado en un mausoleo en Pekín, ya que Mao "no es mejor que Hitler".

Estados Unidos y la Unión Europea han instado a la liberación de Pu y de otros activistas. Pekín criticó a Estados Unidos por su petición, ya que considera que no tiene derecho a pedir que los delincuentes sean puestos en libertad.