30 de mayo de 2020
24 de marzo de 2014

La Policía desaloja a cientos de manifestantes que irrumpieron horas antes en la sede gubernamental

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Taiwán ha desalojado este lunes a los cientos de manifestantes que ocuparon en la noche del domingo la sede gubernamental en protesta contra un acuerdo comercial con China, según ha informado la agencia estatal taiwanesa de noticias, CNA.

El portavoz del Gobierno, Sun Lih Chyun, ha negado que los manifestantes irrumpieran en la oficina del primer ministro, Jiang Yi Huah, y robaran documentos privados.

Así, ha especificado que seis personas entraron en una oficina adyacente y que fueron expulsadas inmediatamente por las fuerzas de seguridad. Sun ha agregado que en ningún caso se ha visto comprometido el material confidencial que se encuentra en el edificio.

Por su parte, Jiang ha descrito el incidente como "un acto violento e ilegal" y ha ordenado que las fuerzas de seguridad desalojaran a los manifestantes del edificio. La Policía ha usado cañones de agua para intentar dispersar a los presentes en los alrededores de la sede gubernamental, si bien algunos permanecen en la zona.

La breve ocupación de la sede gubernamental ha tenido lugar apenas unos días después de que cientos de manifestantes irrumpieran en el Parlamento y tomaran el estrado para protestar contra dicho acuerdo comercial con Pekín.

Los manifestantes afirmaron que el acuerdo es 'un pacto bajo la mesa' y solicitaron una revisión "apropiada" del acuerdo comercial y que el Kuomintang se disculpe por su decisión unilateral de enviar el acuerdo ante el Parlamento sin ofrecer una revisión punto por punto, tal y como había prometido anteriormente.

China y Taiwán han tenido gobiernos diferentes desde el final de la guerra civil china de 1949, en la que se hizo con la victoria el Partido Comunista de China de Mao Zedong, tras lo que las fuerzas de Chang Kai Shek se retiraron a la isla para intentar lanzar un ataque contra el territorio continental.

El estallido de la Guerra de Corea en 1950 desató el temor en Estados Unidos ante la posibilidad de que el comunismo se extendiera por todo el continente y envió a la Séptima Flota a Taiwán para respaldar a Chang. Pese a ello, en la actualidad Washington no reconoce a Taiwán como un país independiente.