25 de febrero de 2021
23 de febrero de 2021

La Policía de Georgia detiene al líder del principal partido opositor, Nikanor Melia

El Parlamento confirma el nuevo Gobierno de Irakli Garibashvili

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

La Policía de Georgia ha detenido este martes al líder del Movimiento Nacional Unido (UNM) --la principal formación opositora del país--, Nikanor Melia, tras la orden de arresto emitida contra él la semana pasada en relación con los incidentes durante una manifestación en junio de 2019.

Melia estaba en la sede del partido cuando las fuerzas especiales han irrumpido en la sala donde estaba reunido, donde también estaban presentes otros líderes del partido, según informa el medio local Rustavi 2, que ha indicado que los agentes han lanzado gases lacrimógenos en el exterior del edificio.

Así, además del líder opositor, otras 21 personas han sido arrestadas en la oficina del Movimiento Nacional, entre ellos activistas civiles y miembros del partido, como Giorgi Botkoveli, Irakli Kvaratsjelia y Zuka Berdzenishvili.

El caso contra el opositor georgiano Melia se retrotrae a los disturbios y violencia en unas protestas por la visita de una delegación rusa a Tiflis que se saldaron con más de 200 heridos, una crisis que provocó la dimisión del presidente del Parlamento, Irakli Kobajidze, y, finalmente, también la dimisión de Gajaria, entonces ministro del Interior.

La orden del tribunal llegó después de que Melia se negara a pagar una fianza de 40.000 laris georgianos (alrededor de 10.065 euros) en el caso contra él por incitar disturbios y violencia durante las citadas protestas, convocadas por la visita de una delegación rusa a Tiflis.

La Fiscalía había reclamado que se elevara la fianza contra Melia después de que el opositor se quitara el dispositivo electrónico de seguimiento durante otra protesta en noviembre. Finalmente, el Parlamento le retiró la inmunidad, si bien la orden de arresto llevó a dimitir al primer ministro, Giorgi Gajaria, por diferencias en su partido sobre el caso.

"Desafortunadamente, no pude lograr un entendimiento común sobre este asunto con mi equipo y he decidido dimitir", dijo Gajaria, quien resaltó que Melia "nunca respetó la ley" e hizo un llamamiento a "irrumpir en el Parlamento" durante las protestas.

Sin embargo, manifestó que su orden de detención eleva los riesgos y complica la gestión de la crisis económica y la pandemia de coronavirus. "Espero que este paso contribuirá a reducir la polarización en nuestro espacio político", zanjó el ya ex primer ministro georgiano.

Tras ello, Irakli Garibashvili fue nombrado como primer ministro encargado y su Ejecutivo fue aprobado el lunes por el Parlamento del país. El nuevo Gobierno está integrado por once ministros, entre ellos nueve que ya ocupaban previamente su cartera, según ha recogido el portal de noticias Civil.

La votación se saldó con la votación a favor de 89 parlamentarios de Sueño Georgiano, el partido de Garibashvili, y los votos en contra de dos parlamentarios de Ciudadanos. Asimismo, el partido Socialistas Europeos no participó en la votación, algo que tampoco hizo la formación de Melia.

CRÍTICAS DE EEUU

La detención de Melia ha sido criticada por la Embajada de Estados Unidos en el país, que ha mostrado su "profunda preocupación" por la decisión. "Lamentamos que el llamamiento de Estados Unidos y otros socios internacionales a la contención y el diálogo haya sido ignorada", ha dicho.

"Estamos consternados por la retórica polarizadora de los líderes de Georgia en un momento de crisis. La fuerza y la agresión no son la solución para resolver las diferencias políticas de Georgia", ha señalado. "Hoy, Georgia ha dado marcha atrás en su camino hacia convertirse en una democracia más fuerte en la familia de naciones euroatlántica", ha remachado.

La UNM fue fundada por el expresidente Mijail Saakashvili, quien lideró la 'Revolución de las Rosas' de 2003 y estuvo al frente del país hasta 2013. Tras ello, abandonó Georgia y fue condenado a nueve años de prisión en rebeldía por abuso de poder y ocultación de pruebas en relación con el asesinato de un banquero.

El partido de Saakashvili --quien durante estos años estuvo activo en la política en Ucrania, donde fue gobernador de la región de Odessa con Petro Poroshenko como presidente-- es partidario de una política de mayor confrontación con Rusia y sostiene que Moscú solo entiende el "lenguaje de la presión".

La influencia de Rusia sobre Georgia continúa siendo un tema políticamente sensible. Tropas rusas y georgianas se enfrentaron durante unos pocos días en 2008 por el control de las regiones de Abjazia y Osetia del Sur.

Contador

Para leer más