16 de enero de 2021
24 de noviembre de 2020

La Policía de Uganda confirma 50 muertos en las protestas que siguieron al arresto de Bobi Wine

La Policía de Uganda confirma 50 muertos en las protestas que siguieron al arresto de Bobi Wine
Protestas en Kampala por el arresto del líder opositor Robert Kyagulanyi - 2020 GETTY IMAGES / GETTY IMAGES

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Al menos 50 personas murieron en las protestas que se produjeron en Uganda, principalmente en Kampala, a raíz del arresto el miércoles pasado del principal líder opositor, el cantante Bobi Wine, según un informe interno de la Policía que cita el diario 'Daily Monitor'.

De acuerdo con dicho informe, elaborado por el Departamento de Investigación Criminal de la Policía, los fallecidos son 45 varones, entre ellos dos menores, y cinco mujeres. El dato contrasta con el balance de 45 fallecidos ofrecido el lunes por el portavoz de la Policía, Fred Enanga.

El arresto del opositor, cuyo nombre real es Robert Kyagulanyi y quien actualmente es diputado, tuvo lugar el miércoles durante un acto de campaña en el distrito de Luuka bajo el argumento de que no se habían cumplido las medidas en vigor para contener la propagación del coronavirus. El célebre cantante fue puesto en libertad provisional el viernes.

A raíz de su arresto, la Policía registró 116 escenas de protestas durante las que se cometieron delitos de incitación a la violencia en 40 casos, 25 casos de muerte por disparos y cuatro de asesinato por disparos. Además, también hubo 15 casos de participación en disturbios.

Durante dichas protestas, según el citado informe, fueron detenidas 836 personas, de las que 362 fueron imputadas ante un tribunal. De ellas, 330 se encuentran en prisión preventiva y 32 han sido puestas en libertad bajo fianza. El resto de detenidos se encuentran a la espera de comparecer ante la justicia.

Bobi Wine, candidato por la Plataforma de Unión Nacional (NUP) para las elecciones del 21 de enero, se ha convertido en los últimos años en la principal figura de oposición frente al presidente del país, Yoweri Museveni, aprovechando el fuerte tirón entre los jóvenes del país, donde la media de edad está por debajo de los 16 años.

Diputado desde 2017, ha sido detenido en varias ocasiones, mientras que sus conciertos han sido prohibidos y sus actos políticos dispersados con gases lacrimógenos. En esta ocasión, ha unido fuerzas con el excandidato presidencial Kizza Besigye para intentar derrotar al mandatario, en el poder desde 1986.

"No nos vamos a rendir, seguiremos luchando por nuestra libertad", aseguró el viernes tras su puesta en libertad. En este sentido, instó a la población "a no rendirse". "No nos pueden matar a todos", subrayó. "Ugandeses, nadie va a luchar por vosotros, tenéis que luchar por vuestra libertad", conminó, advirtiendo a Museveni de que "el pueblo pronto le va a sacar del poder".

Para leer más