23 de septiembre de 2020
12 de agosto de 2020

La Policía usa gases lacrimógenos para dispersar a manifestantes en Bamako que exigen la dimisión del presidente de Malí

La Policía usa gases lacrimógenos para dispersar a manifestantes en Bamako que exigen la dimisión del presidente de Malí
El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita - 2013 GETTY IMAGES / SEAN GALLUP - ARCHIVO

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad de Malí han empleado este miércoles gases lacrimógenos para intentar dispersar a manifestantes concentrados en la capital, Bamako, en la segunda jornada de movilizaciones tras un llamamiento a la desobediencia civil por parte de la oposición para pedir la dimisión del presidente, Ibrahim Boubakar Keita.

La Policía ha lanzado gases lacrimógenos a las personas concentradas en la avenida de la Independencia, después de que cientos de personas hicieran noche en la zona, tras una primera jornada en la que no se registraron incidentes de relevancia.

Según las informaciones recogidas por el diario 'Nord Sud Journal', varios altos cargos del opositor Movimiento 5 de Junio-Agrupación de Fuerzas Patrióticas (M5-RFP) han pasado la noche junto a los manifestantes para intentar unificar sus filas y aumentar la presión contra Keita.

La intervención de las fuerzas de seguridad ha tenido lugar a primera hora del día, sin que por ahora haya informaciones sobre detenidos. "Nos han gaseado esta mañana. Era previsible. El hecho de que la gente haya pasado aquí la noche es una señal firme para el régimen", ha manifestado un miembro del ala juvenil del M5-RFP.

El portavoz del movimiento, Choguel Maiga, afirmó durante la jornada del martes que "este combate va a continuar hasta la dimisión de Keita y su régimen". "Este régimen será expulsado por el pueblo de Malí", ha agregado, tal y como ha recogido el portal de noticias Malijet.

El líder del M5-RFP, el destacado imam Mahmoud Dicko, abogó el domingo por "una movilización general" que implicara el cierre de tiendas a partir de mediodía de cara a una protesta por la tarde para obtener "la dimisión de Keita y su régimen".

Las nuevas protestas arrancaron apenas un día después de que juraran sus cargos los nuevos integrantes del Tribunal Constitucional, nombrados el viernes por Keita en línea con las recomendaciones formuladas por la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) para intentar solucionar la crisis en el país africano.

El Tribunal Constitucional fue disuelto por Keita después de que una serie de protestas en Bamako tras el llamamiento a la desobediencia civil por parte del M5-RFP derivara en unos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad que se saldaron con la muerte de más de una decena de manifestantes.

El movimiento opositor ha redoblado sus exigencias y ha pedido al primer ministro, Boubou Cissé, que presente su dimisión para poder avanzar de cara a un acuerdo, tras rechazar la propuesta presentada por la mediación de la CEDEAO.

La oposición ha denunciado la incapacidad del Gobierno para hacer frente al incremento de la violencia yihadista a manos de las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico, la cual ha potenciado también una incipiente violencia de tipo comunitario que enfrenta esencialmente a peul, a los que se identifica con los terroristas, con otros grupos étnicos.

A esto se suma una grave situación económica, la percibida corrupción de la clase política y ahora también el impacto de la pandemia de coronavirus, así como el rechazo de la oposición a los resultados de las elecciones parlamentarias celebradas a finales de marzo en el país africano.

Para leer más