13 de noviembre de 2019
10 de septiembre de 2019

Pompeo dice que Trump podría reunirse con Rohani en la Asamblea General de la ONU

Pompeo dice que Trump podría reunirse con Rohani en la Asamblea General de la ONU
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa BlancaREUTERS / ERIN SCOTT

WASHINGTON, 10 Sep. (Reuters/EP) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría reunirse con su homólogo iraní, Hasán Rohani, en el marco de la cumbre anual por el arranque del nuevo periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, que tendrá lugar la última semana de septiembre en Nueva York, según ha informado este martes el secretario de Estado, Mike Pompeo.

"Está preparado para reunirse (con Rohani) sin condiciones previas", ha contestado Pompeo cuando la prensa le ha preguntado sobre la posibilidad de que Trump se vea con el presidente iraní en los márgenes de la Asamblea General.

Pompeo ha hecho estas declaraciones en la rueda de prensa que ha dado junto al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, para anunciar sanciones contra 15 personas y entidades relacionadas con la Guardia Revolucionaria de Irán, así como con Hamás, Al Qaeda o Estado Islámico.

Trump ya sugirió en la última cumbre del G-7, celebrada el pasado mes de agosto en Biarritz, que podría reunirse con Rohani. "Podría ocurrir, no tengo problema", ratificó el lunes en declaraciones a los medios de comunicación desde la Casa Blanca.

Además, Pompeo ha aprovechado para aclarar que la reciente dimisión de John Bolton como asesor de Seguridad Nacional no supondrá ningún cambio en la política exterior de Estados Unidos. "No creo que ningún líder internacional deba asumir que va a cambiar", ha indicado.

Sin embargo, Hesameddin Ashena, un asesor de Rohani, se ha apresurado a afirmar en Twitter que "la marginalización y consecuente eliminación de Bolton no es un accidente sino un signo decisivo del fracaso de la estrategia de máxima presión de Estados Unidos ante la constructiva resistencia de Irán".

TENSIÓN BILATERAL

La tensión entre Washington y Teherán ha ido en aumento desde que Trump retiró en 2018 a Estados Unidos del acuerdo nuclear firmado en 2015 por las principales potencias mundiales e Irán para que el país limitara el desarrollo militar de su industria atómica a cambio de la retirada progresiva de las sanciones internacionales.

La reactivación de las sanciones estadounidenses han llevado a Irán a empezar a incumplir también sus compromisos bajo el acuerdo nuclear. Los demás firmantes --Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China-- han expresado su deseo de mantener vivo el tratado internacional, pero la República Islámica cree que sus esfuerzos son insuficientes.