24 de noviembre de 2020
25 de enero de 2007

Portugal.- El Ejecutivo luso concluye la investigación de las presuntas escalas de la CIA en Portugal "sin pruebas"

LISBOA, 25 Ene. (EP/AP) -

El ministro de Asuntos Exteriores portugués, Luis Amado, anunció hoy la compleción de la investigación, "sin ninguna prueba", sobre las presuntas escalas de vuelos de la CIA en Portugal.

"Hemos cooperado de forma intensa con el Comité (comisión de investigación del Parlamento Europeo), de buena fe, y hemos respondido a todas sus preguntas. No hay ninguna prueba de que éste o el anterior Gobierno estuvieran al tanto o autorizarán ningún vuelo ilegal", admitió en rueda de prensa. En este sentido, aseguró que el Gobierno portugués "no tiene que prolongar el trabajo" de investigación en este caso.

A pesar de que la comisión parlamentaria europea determinó el pasado diciembre que el Gobierno luso no estaba al tanto de tales actividades por parte de la CIA, poco después un reportaje de la revista 'Visao' citó una lista de la Autoridad de Vigilancia del Tráfico Aéreo portuguesa, enviada a dicho comité, en la que consta que de 94 vuelos con destino o procedencia de Guantánamo, Cuba, 17 aterrizaron en las Azores, mientras que otros 77 sobrevolaron el espacio aéreo portugués.

En este sentido, la eurodiputada y miembro de la Comisión parlamentaria europea que investigó en caso, Ana Gomes, asegura tener pruebas de las escalas de vuelos de la CIA en las Azores y, en este sentido, ha solicitado reunirse con el fiscal general portugués esta semana para abordar la cuestión.

Por su parte, la comisión del Parlamento Europeo que evaluó el caso presentó un informe en el que se concluye que los Gobierno británico, polaco, alemán e italiano tenían conocimiento sobre los presuntos vuelos de la CIA que tenían por objetivo llevar a cabo las denominadas "entregas ilegales" de presuntos terroristas a terceros países, así como conocían sobre los secuestros de presuntos terroristas.

El Comité señala a partir de información que gestiona Eurocontrol, la agencia encargada de velar por la seguridad aérea en el seno de la UE, que más de 1.200 vuelos de la CIA sobrevolaron el espacio aéreo europeo desde el 11-S sin autorización.