22 de noviembre de 2019
11 de abril de 2019

Preocupación en Sudán del Sur por el futuro del acuerdo de paz tras el derrocamiento de Al Bashir en Sudán

Preocupación en Sudán del Sur por el futuro del acuerdo de paz tras el derrocamiento de Al Bashir en Sudán
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH - ARCHIVO

YUBA, 11 Abr. (Reuters/EP) -

El golpe de Estado en Sudán ha provocado una serie de sacudidas políticas en Sudán del Sur ante la posibilidad de que el derrocamiento del ya expresidente Omar Hasán al Bashir dañe el débil acuerdo de paz firmado en septiembre para poner fin a cinco años de guerra civil.

El presidente sursudanés, Salva Kiir, y el líder rebelde Riek Machar firmaron un acuerdo que contempla la creación de un gobierno de unidad antes del 12 de mayo, si bien los puntos clave aún no han sido puestos en marcha.

El acuerdo fue garantizado por Sudán y la salida del poder de Al Bashir traspasa la responsabilidad del éxito del pacto a Kiir y Machar, según Alan Boswell, analista del 'think tank' International Crisis Group.

En este sentido, Martin Elia Lomoro, ministro de Gobierno sursudanés, ha destacado durante la jornada que "Sudán trabajó muy duro para restaurar la paz y la estabilidad" en Sudán del Sur. "Por ello, tenemos el actual acuerdo de paz y (Jartum) es garante", ha agregado.

Por su parte, el antiguo representante rebelde Stephen Pal Kuol ha expresado también su preocupación. "La oposición también secunda la posición del Gobierno", ha manifestado.

Bowell ha argumentado que "Kiir es quien tiene las cartas" y que "depende de si Kiir quiere hacer suficientes concesiones para poner fin a la guerra". "Ya no hay tanta presión externa para lograr que avance el proceso de paz", ha manifestado, si bien ha resaltado que el derrocamiento de Al Bashir "podría hacer que se derrumbe o podría suponer un acicate para que avancen por su cuenta".

A pesar del conflicto que derivó en la secesión de Sudán del Sur y sus disputas fronterizas, las relaciones entre Jartum y Yuba habían mejorado en los últimos meses debido a que ambos países necesitan los ingresos del petróleo.

El Papa ha pedido este mismo jueves a los líderes de Sudán del Sur que se concentren en "buscar lo que les une" y dejar de lado lo que les "divide" porque los sursudaneses están "cansados" de la guerra en la que vive inmerso el país desde hace más de cinco años y lo que quieren es que la paz sea una realidad.

"Nunca me cansaré de repetir que la paz es posible", ha defendido el Pontífice en su discurso que ha puesto fin al encuentro "espiritual" de dos días que ha tenido lugar en la residencia de Casa Santa Marta, donde vive el Papa, en el que han participado Kiir y Machar, entre otros líderes sursudaneses.

Para leer más