23 de octubre de 2019
11 de octubre de 2019

El presidente de Benín da inicio a un diálogo nacional sin muchos de los grandes pesos pesados de la oposición

La oposición organiza un diálogo paralelo y critica la "dictadura" de Talon

El presidente de Benín da inicio a un diálogo nacional sin muchos de los grandes pesos pesados de la oposición
El presidente de Benín, Patrice TalonREUTERS / CHARLES PLACIDE TOSSOU - ARCHIVO

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Benín, Patrice Talon, ha dado este jueves el pistoletazo de salida a un diálogo nacional de tres días en el que los participantes intentarán abordar la crisis política desatada tras las elecciones legislativas celebradas en abril, si bien en el mismo no participan algunos de los principales opositores.

Las elecciones estuvieron marcadas por una tasa de abstención récord --con una participación por debajo del 23 por ciento-- y por la participación de sólo dos partidos: el de Talon y uno cercano al presidente. Las listas de la oposición fueron vetadas por las duras condiciones establecidas por el nuevo Código Electoral beninés.

A pesar de ello, el Tribunal Constitucional validó los resultados, lo que provocó protestas y enfrentamientos entre los manifestantes --muchos de ellos seguidores del expresidente Thomas Boni Yayi-- y las fuerzas de seguridad, incidentes que se saldaron con al menos diez muertos por disparos.

"Nuestro encuentro de hoy, lejos de ser el signo de un signo de estrés sufrido por nuestra democracia, es una revisión exigida cuando se sufre un ataque de tos de una duración inusual", ha manifestado el mandatario durante su discurso de apertura en el Palacio del Congreso de Cotonou.

Durante el mismo, ha sostenido que "los actores políticos hemos sembrado nosotros mismos la duda y la desconfianza en el espíritu de los conciudadanos", si bien ha agregado que "los acontecimientos de los meses de abril, mayo y junio no han puesto en duda el proceso democrático en el país".

Sin embargo, ha reconocido que esta crisis política "ha revelado una cierta disparidad entre el ideal compartido de forma unánime y la capacidad de adaptarse a todas las exigencias de este ideal". "Nuestro país nos pide realismo, solidaridad y cohesión", ha defendido.

Así, ha incidido en la necesidad de "reflexionar y abordar las adaptaciones posibles y hacer aportaciones para una organización mejor y realista del espacio político y la competición política que permita reforzar la unidad nacional y la concordia, preservando el indispensable equilibrio de la práctica política".

"El diálogo nacional al que les invito encuentra su justificación en la voluntad de nuestro pueblo de ver que sus actores políticos se alzan a la altura de los desafíos que imponen la construcción del Estado y la consolidación de la nación", ha manifestado, antes de hacer hincapié en que Benín "necesita reformas de envergadura" para "poner fin a las prácticas que atrasan el desarrollo y crear las condiciones de prosperidad" para la población.

"IMPERIOSA NECESIDAD DE REFORMAS"

En este sentido, ha argüido que hay "una imperiosa necesidad de reformar las prácticas políticas y partidistas para mejorar la gobernanza general del país" y ha apostado por aprovechar el diálogo "para explorar todas las vías posibles de mejorar el arsenal jurídico del dispositivo electoral y formular las recomendaciones pertinentes".

"Así daremos a nuestro pueblo razones para seguir creyendo en nosotros, los actores políticos", ha dicho Talon, quien ha recalcado que el Gobierno "apreciará" las "recomendaciones" que surjan del diálogo. "No escatimaré esfuerzos personales en este sentido", ha asegurado.

El presidente, que ha abandonado el edificio tras su discurso, no participará personalmente en los tres días de reuniones, en los que sí estarán representados nueve partidos. Las recomendaciones y conclusiones serán publicadas este sábado, 12 de octubre.

La mayoría de las formaciones participantes en este proceso de diálogo están alineadas con Talon, a excepción de las Fuerzas Cauris para un Benín Emergente (FCBE), el partido de Boni Yayi, si bien dentro del mismo hay una corriente que apuesta por boicotear el proceso.

Talon y Boni Yayi mantienen una tensa relación. En 2012, el entonces presidente acusó a Talon, un magnate del algodón, de intentar que le envenenaran, pero el empresario negó las acusaciones. En 2016, Talon se impuso al sucesor preferido por Boni Yayi en las elecciones, ante la imposibilidad de este de optar a un nuevo mandato tras diez años en el poder.

El resto de participantes son la Unión Progresista (UP), el Bloque Republicano (BR), el Partido de la Renovación Democrática (PRD), el Movimiento de las Élites Activas para la Emancipación de Benín (MOELE-Benín), la Unión Democrática para un Benín Nuevo (UDBN), la Fuerza Cauris para el Desarrollo de Benín (FCDB) y el Partido de la Llama Renovada (PFR).

DIÁLOGO OPOSITOR PARALELO

La oposición ha organizado durante la jornada un diálogo paralelo bautizado como "eje de resistencia" y liderado por el expresidente Nicephore Soglo, quien ocupó el cargo entre 1991 y 1996, según ha recogido el portal local de noticias Benin Web TV.

Así, Soglo ha recalcado que no puede haber un diálogo político en el país "mientras la Asamblea Nacional se ha convertido en un lugar manchado con la sangre de los compatriotas" y mientras "Talon sigue empujando a los ciudadanos a la precariedad extrema", tal y como ha informado el diario 'La Nouvelle Tribune'.

El exmandatario ha prometido además que el "eje de resistencia" seguirá haciendo frente "a la intimidación, la dictadura y la represión salvaje que caracterizan el régimen de Talon, cuyo propósito real es concentrar la riqueza nacional en las manos de una minoría arrogante y oportunista".

Por su parte, Basile Ahossi, presidente del comité preparatorio del diálogo opositor, ha justificado la decisión de elegir el mismo día para el inicio del mismo. "Permitirá a la opinión nacional e internacional comparar lo que está pasando en el país y distinguir el grano de las cáscaras", ha zanjado.

Las principales exigencias de la oposición incluyen la repetición de las legislativas con la participación de los partidos excluidos, una amnistía general para los exiliados y presos políticos y la inclusión de la Iglesia Católica en el proceso de diálogo.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional