21 de agosto de 2019
10 de septiembre de 2014

El presidente filipino pide al Congreso promulgar la ley de autonomía musulmana

El presidente filipino pide al Congreso promulgar la ley de autonomía musulmana
EUROPA PRESS/PRESIDENCIA

MANILA, 10 Sep. (Reuters/EP) -

El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, ha pedido este miércoles al Congreso que promulgue con rapidez una ley para crear una zona autónoma musulmana en el sur del estado, principalmente de religión católica romana, en lo que es considerado como un paso crucial para alcanzar la paz en el país.

El Gobierno filipino y el Frente Moro Islámico de Liberación (MILF), el principal grupo rebelde musulmán filipino, firmaron el pasado mes de marzo un histórico acuerdo de paz que pone fin a 40 años de conflicto en el sur de Filipinas, que ha dejado cerca de 120.000 muertos, dos millones de desplazados y ha impedido el desarrollo económico de esta parte del Estado.

Las esperanzas de paz se llegaron a poner en duda cuando los rebeldes acusaron al Gobierno de incumplir el pacto. Sin embargo, las intensas negociaciones rescataron el acuerdo en virtud del cual el principal grupo rebelde, el Frente Moro de Liberación Islámica (MILF), ha acordado disolverse y entregar las armas a cambio de poderes sobre el área de Bangsamoro.

"Nosotros pedimos al Congreso que apruebe este proyecto de ley lo antes posible", ha dicho Aquino, que apuesta por dar al MILF "tiempo suficiente para prepararse". Se espera que los líderes rebeldes puedan gobernar en esta nueva zona autónoma durante un breve período de transición hasta las elecciones de mayo de 2016.

La llamada Autoridad de Transición Bangsamoro funcionará como gobierno interino hasta que se celebre un plebiscito, que determinará las áreas que estarán cubiertas por la nueva entidad política. Este sería el paso necesario para que la guerrilla del MILF pase a convertirse en un partido político.

CONVERSACIONES DE PAZ

Las conversaciones de paz entre el Gobierno filipino y el MILF, una escisión del Frente Moro de Liberación Nacional (MNLF), comenzaron en 1997, cuando ambas partes acordaron un alto el fuego. Sin embargo, quedaron suspendidas en 2000, cuando el entonces presidente, Joseph Estrada, declaró una guerra abierta a este grupo rebelde.

No fue hasta 2011, tras un pronunciamiento por parte del MILF en el que aseguraba que ya no buscaba la creación de un estado independiente en esta zona del país, cuando las conversaciones de paz volvieron a coger ritmo. En 2012 las partes alcanzaron un acuerdo 'marco' que allanó el camino para la sustitución de la Región Autónoma en el Mindanao Musulmán (ARMM) por la nueva entidad política Bangsamoro.

Desde entonces se han ido cerrando los detalles del acuerdo suscrito el pasado mes de marzo, incluido un anexo que exige al MILF deponer las armas. El establecimiento de la entidad política Bangsamoro dependerá ahora del Congreso filipino, que tiene que revisar y aprobar la Ley Básica Bangsamoro para poder aplicar el acuerdo.

Según precisan los medios filipinos, en virtud del acuerdo, la entidad política Bangsamoro cubrirá el actual territorio de la ARMM --las provincias de Basilan (excepto la ciudad de Isabela), Lanao del Sur, Maguindanao, Sulu y Tawi-Tawi, en la isla de Mindanao--, así como la ciudad de Cotabato, Isabela y los municipios de Baloi, Munai, Nunungan, Pantar, Tagoloan y Tangkal, en la provincia de Lanao del Norte.

Asimismo, el Gobierno ha accedido a que el 75 por ciento de los impuestos recogidos en esta zona del país y el 75 por ciento de los ingresos por los minerales metales que se extraen en ella quedarán en esta región de mayoría musulmana.

Para leer más