21 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 20 de Noviembre
  • 4 de junio de 2019

    El presidente de Kenia expresa su deseo de poner fin a la mutilación genital femenina en el país antes de 2022

    El presidente de Kenia expresa su deseo de poner fin a la mutilación genital femenina en el país antes de 2022
    SIEGFRIED MODOLA / REUTERS - ARCHIVO

    MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, ha expresado este martes su deseo de poner fin a la mutilación genital femenina de cara al fin de su mandato en 2022, según declaraciones publicadas por la Presidencia del país africano.

    "Espero poner fin a las prácticas de mutilación genital femenina antes del fin de mi mandato como presidente de Kenia", ha dicho, en el marco de la conferencia Women Deliver en la ciudad canadiense de Vancouver.

    Por otra parte, ha resaltado la necesidad de lograr que la sociedad "comprenda" que "las mujeres son tan competentes como los hombres". "Tenemos que crear un ambiente y oportunidades para que cumplan", ha agregado.

    Así, ha defendido que, bajo su Gobierno, "se han dado posiciones de poder y autoridad a las mujeres". "Les estamos dando oportunidades para ocupar cargos ocupados previamente por hombres", ha dicho.

    Según datos de Naciones Unidas, una de cada cinco mujeres y niñas de entre 15 y 49 años de Kenia han sido sometidas a esta práctica, que habitualmente implica la retirada parcial o total de los genitales.

    Un informe publicado en septiembre de 2018 denunció que millones de niñas en África están en riesgo de mutilación genital femenina debido a que sus gobiernos no aplican las leyes que prohíben esta práctica, condenada internacionalmente.

    Un total de seis países, en los que residen 16 millones de niñas --Chad, Liberia, Malí, Sierra Leona, Somalia y Sudán--, ni siquiera han criminalizado la ablación, tal y como recoge el documento sobre leyes en los 28 países en los que esta práctica es endémica.

    Los líderes mundiales se han comprometido a poner fin a la práctica, que implica la retirada total o parcial de los genitales externos y que afecta a 200 millones de niñas y mujeres, según los objetivos de desarrollo acordados en 2015.

    Sin embargo, las leyes en los 22 países que ya han ilegalizado esta práctica son aplicadas en general de forma inadecuada e infrecuente, según el informe.

    Muchas comunidades que llevan a cabo esta práctica la consideran crucial para el estatus social de las mujeres y como un requisito para su matrimonio, si bien el ritual causa graves daños físicos y psicológicos.

    Los autores del informe calculan que 55 millones de niñas menores de 15 años en África han sido sometidas a la ablación o están en riesgo de serlo. La mitad viven en tres países --Egipto, Etiopía y Nigeria-- que ya han prohibido la práctica.

    Asimismo, destacan que únicamente dos países, Kenia y Uganda, tienen una legislación robusta, al tiempo que alertan de que la mayoría de las legislaciones nacionales no hacen frente a la tendencia creciente de que profesionales médicos lleven a cabo la ablación.

    Para leer más