23 de mayo de 2019
  • Miércoles, 22 de Mayo
  • 6 de enero de 2008

    El presidente de Kenia tiende la mano a la oposición ofreciéndole un gobierno de unidad

    El presidente de Kenia tiende la mano a la oposición ofreciéndole un gobierno de unidad
    REUTERS

    NAIROBI, 6 Ene. (OTR/PRESS) -

    El presidente keniano, Mwai Kibaki, ha tendido la mano al principal partido de la oposición y a su líder, Raila Odinga, ofreciéndose a formar un Gobierno de coalición y poner fin así a la violencia que actualmente está presente en todo el país y que comenzó tras las elecciones. Sin embargo, Odinga no está por la labor de colaborar y aseguró en rueda de prensa que no aceptará ningún trato por parte del jefe del Ejecutivo, hasta que éste no dimita de su cargo.

    Según la nota enviada por Kibaki, éste está dispuesto a formar "un Gobierno de unidad nacional que no sólo aglutine a los kenianos, sino que también contribuya al proceso de curación y reconciliación del país". Estas declaraciones surgen después de que el presidente de Kenia se reuniera con la principal diplomática estadounidense para el continente africano, la subsecretaria de Estado Jendayi Frazer, quien previamente había mantenido un encuentro con el líder de la oposición.

    Así, según el comunicado oficial, "Frazer recomendó al presidente Kibaki que haga esfuerzos por acercarse a la oposición, con el objetivo de detener la violencia en todos los frentes, solicitando a todas las partes implicadas que abracen el diálogo como escapatoria a la situación actual". Sin embargo Odinga no está de acuerdo con esta propuesta y se mantiene su opinión de que Kibaki debería dimitir. "Mi posición no ha variado. Queremos un acuerdo negociado. Nuestro punto de partida es que Kibaki está ahí ilegalmente. No debería llegar hasta la mesa de negociación como presidente", declaró el líder opositor en rueda de prensa.

    De este modo, Odinga asegura que si acepta en algún momento llegar a algún tipo de acuerdo con Kibaki, sólo se producirá una vez que el presidente haya dimitido de su puesto, sin embargo, mientras ocupe la presidencia no dialogará con él sobre ningún tema.

    MEDIACIÓN DE LA ONU

    Este conflicto, que ya se ha cobrado la vida de cientos de kenianos, ha llegado hasta la ONU, que ha pedido a ambos políticos que intenten entenderse y trabajen para la restauración de la calma en el país. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, instó de esta manera a los dos líderes a resolver sus diferencias mediante el diálogo. Ban Ki Moon se ha puesto en contacto, también, con los presidente de otros países africanos para que colaboren y medien en este conflicto.

    Además, catorce relatores de la ONU, encargados de velar por los Derechos humanos, han denunciado abusos y violencia entre los habitantes del país, por lo que han pedido a la comunidad internacional que asuma su responsabilidad. Los expertos dicen sentirse alarmados por la crisis humanitaria que surgió a raíz de la violencia y también por los informes recibidos sobre violaciones cometidas en grupo y el devastador impacto de las víctimas que podría incluir la posibilidad de contagio con el sida.

    Por su parte, UNICEF también quiso hacer un llamamiento para la protección de niños y mujeres en Kenia. La organización explicó que antes de que se desatara la violencia, la mayoría de la población no tenía suficientes alimentos y medicinas, e informó de que para reducir la malnutrición en las áreas más afectadas, proveerá asistencia a 50.000 niños y a 6.000 mujeres embarazadas o lactantes. Además, hará llegar agua, saneamiento, y medicinas y establecerá un sistema de alerta para detectar brotes de enfermedades.