25 de noviembre de 2020
21 de octubre de 2020

El presidente de Líbano dice que "asumirá su responsabilidad" de cara al nombramiento del próximo primer ministro

El presidente de Líbano dice que "asumirá su responsabilidad" de cara al nombramiento del próximo primer ministro
El presidente de Líbano, Michel Aoun - -/DALATI & NOHRA/DPA

Manifestaciones en Beirut por parte de seguidores y detractores del ex primer ministro Saad Hariri

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente de Líbano, Michel Aoun, ha recalcado este miércoles que "seguirá asumiendo sus responsabilidades" en el proceso de nombramiento del próximo primer ministro, en la víspera del inicio de las consultas parlamentarias vinculantes, en medio de la grave crisis en la que se encuentra sumido el país.

Aoun, que la semana pasada aplazó a última hora y hasta el 22 de octubre las consultas por "dificultades" en las conversaciones entre los partidos, ha asegurado además que "seguirá haciendo frente a los que intentan impedir que el pueblo se beneficie de las reformas y la edificación de un Estado".

El presidente libanés ha apuntado que "la situación actual, que se deteriora, no permite continuar así y aumentar más carga sobre las espaldas de los ciudadanos", según ha informado la agencia estatal libanesa de noticias, NNA.

Aoun ha dicho además "sentir el dolor del pueblo" y ha hecho hincapié en que "tiene que recordar que algunos que gobernaron Líbano durante décadas han formulado promesas incumplidas", en una crítica a gobiernos anteriores.

"Las reformas han sido un eslogan que los responsables y los políticos muestran ante la gente, mientras piensan exactamente lo contrario. Piden reformas y no toman acción alguna en este sentido", ha lamentado.

En este sentido, ha criticado que estos dirigentes "buscan preservar sus intereses personales y todo aquello que asegure que permanecen en el poder", al tiempo que ha reconocido que "se ha llegado a un punto en el que la corrupción está institucionalizada y organizada, bien anclada en el seno del poder, las instituciones y la Administración".

Por ello, ha subrayado que "el que sea designado deberá formar un Gobierno que compromete a tratar los asuntos de corrupción y lanzar las reformas" y ha agregado que garantizar que esto ocurre es "responsabilidad" de los parlamentarios.

"Son ustedes los responsables de la supervisión y de la petición de rendición de cuentas parlamentarias, en nombre del pueblo al que representan", ha argüido, antes de pedirles que "reflexionen bien" sobre las "consecuencias" de la elección del próximo primer ministro.

HARIRI, EL FAVORITO PARA EL CARGO

El principal candidato al nombramiento es el ex primer ministro Saad Hariri, quien abandonó el cargo en octubre de 2019 en medio de una oleada de protestas contra el Gobierno por la crisis económica y social que sacude al país.

Durante la jornada de este miércoles se han producido manifestaciones en la capital, Beirut, por parte de seguidores y detractores de Hariri. Las fuerzas de seguridad han separado a los dos grupos para evitar incidentes, según ha informado el portal libanés de noticias Naharnet.

Los detractores de Hariri han marchado desde una zona situada cerca del Parlamento hacia la residencia de Hariri para expresar su rechazo a su candidatura, mientras que sus seguidores se han concentrado en una zona en los alrededores.

Posteriormente, seguidores de Hariri han incendiado el icónico 'Puño de la revolución' en la cercana plaza de los Mártires, símbolo de las manifestaciones que arrancaron en 2019 y provocaron finalmente la dimisión del entonces primer ministro.

El proceso de elección de un nuevo primer ministro encargado arrancó tras la dimisión el 26 de septiembre de Mustafá Adib ante el estancamiento de las conversaciones y la incapacidad para lograr un acuerdo, en medio de una grave crisis política y social tras las explosiones del 4 de agosto en el puerto de la capital, Beirut, que dejaron más de 200 muertos.

El partido-milicia chií Hezbolá y el también chií AMAL fueron acusados del fracaso de las conversaciones por su rechazo a la propuesta de Adib sobre una rotación entre los grupos religiosos del país en las conocidas como 'carteras soberanas', es decir, Exteriores, Interior, Defensa y Finanzas.

Las explosiones en Beirut tuvieron lugar en un momento en el que Líbano atraviesa una grave crisis económica --la peor desde la guerra civil (1975-1990)-- y desencadenaron una nueva oleada de protestas que se saldó con la dimisión del entonces primer ministro, Hasán Diab, quien continúa en funciones a la espera de que se acuerde un nuevo Ejecutivo.

El próximo Gobierno libanés tendrá que impulsar el proceso de aplicar una serie de reformas reclamadas por la población y la comunidad internacional, que ha condicionado la entrega de apoyo financiero a la puesta en marcha de un paquete de medidas a nivel económico, político y social.

Para leer más