17 de junio de 2019
27 de julio de 2014

El presidente de Malaysia Airlines propone crear una institución que garantice la seguridad aérea

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Malaysia Airlines, Hugh Dunleavy, ha defendido la creación de una institución internacional que garantice la seguridad de los vuelos comerciales, a raíz del derribo con un misil del avión de su compañía cuando sobrevolaba territorio ucraniano con 298 personas a bordo.

"Podía haber sido cualquiera de las numerosas aerolíneas conocidas que realizaban el mismo trayecto ese día", ha defendido Dunleavy en un artículo en el que da a conocer sus conclusiones tras el derribo del MH17 y que ha sido publicado en 'The Sunday Telegraph'.

"Durante demasiado tiempo las auerolíneas han tenido que asumir la responsabilidad de tomar decisiones sobre lo que constituye una trayectoria de vuelo segura, sobre zonas que están bajo agitación política a lo largo de todo el mundo", ha afirmado.

Por ello, Dunleavy ha propuesto la creación de una institución internacional que se encargue de garantizar la seguridad de los trayectos aéreos y de los pasajeros. "No somos agencias de Inteligencia sino aerolíneas encargadas de trasladar pasajeros", ha subrayado.

LA SEGURIDAD DEL MH17

En su artículo, el presidente de Malaysia Airlines ha defendido las informaciones que maneja su empresa a la hora de planificar las rutas aéreas, asegurando que se recurre a la información proporcionada por los gobiernos, la Organización de la Aviación Civil Internacional (ICAO), la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) y la agencia europea para el control del tráfico aéreo, Eurocontrol.

"El MH17 estaba en un espacio aéreo aprobado por la ICAI. Su plan de vuelo fue aprobado por las autoridades ucranianas además de por Eurocontrol. Aún así fue derribado, al parecer, por un misil", ha lamentado Dunleavy, que ha criticado que "los cielos sobre ciertos territorios" no sean seguros.

"La industria aérea no debería tener que rendir cuentas por factores que están fuera de nuestro control. Ahora se necesita un cambio", ha subrayado Dunleavy, que ha hecho un llamamiento al resto de compañías para que respalden su petición. "Tenemos que trabajar juntos como industria", ha afirmado.