17 de septiembre de 2019
25 de noviembre de 2018

El presidente de Nigeria condena la oleada de ataques yihadistas que han dejado más de 100 militares muertos

El presidente de Nigeria condena la oleada de ataques yihadistas que han dejado más de 100 militares muertos
REUTERS / AFOLABI SOTUNDE - ARCHIVO

ABUYA, 25 Nov. (Reuters/EP) -

El presidente de Nigeria, Muhamadu Buhari, ha roto su semana de silencio este sábado sobre los ataques por parte de fuerzas yihadistas que de acuerdo con fuentes de seguridad, acabaron con la vida de más de un centenar de militares en el estado de Borno, en el noroeste del país.

"El presidente Muhamadu Buhari ha expresado su profundo pesar por el asesinato de militares", ha comunicado la presidencia a través de un comunicado enviado por su portavoz, Garba Shehu.

"Medidas inmediatas están siendo tomadas para asegurar que los vacíos que provocaron las muertes son solucionados de una vez por todas", ha apuntado, ante lo que ha añadido que Buhari mantendrá reuniones con los jefes del Ejército en los próximos días para discutir una estrategia.

Estado Islámico asumió este jueves la responsabilidad de cinco ataques perpetrados en Nigeria que se cobraron las vidas de 118 personas, la inmensa mayoría de ellas militares, en zonas del noreste del país.

Los yihadistas realizaron este anuncio a través de la red de mensajería Telegram, y los ataques que se atribuyeron coinciden con los ocurridos entre el 16 y el 22 de noviembre, en particular el ocurrido contra una base militar de la localidad de Metele, en el estado nororiental de Borno.

Aunque el Gobierno nigeriano no suele reconocer estos ataques para no alimentar la popularidad de Estado Islámico en Nigeria, múltiples fuentes de seguridad nigerianas han confirmado a Reuters estos ataques.

El de Metele, en particular, fue especialmente cruento. Estado Islámico ha informado de que sus fuerzas mataron a 40 militares antes de quemar la base hasta los cimientos.

Este centenar aproximado de muertos es una de las cifras más altas registradas en una ola de ataques desde la llegada al poder en 2015 del presidente nigeriano presionado de nuevo por la violencia tras haber llegado a declarar la victoria tras una lucha contra nueve años de insurgencia en el país.

El comunicado emitido este sábado por la Presidencia, que no ha hecho ningún tipo de referencia directa al número de soldados muertos, se ha producido tras días de críticas contra las autoridades entre la oposición y la prensa nigeriana ante el silencio del presidente.

El principal rival de Buhari de cara a las próximas elecciones presidenciales, el antiguo vicepresidente Atiku Abubakar, ha insistido en redes sociales sobre la gravedad de los ataques.

El Ejército nigeriano emitió un comunicado este viernes en el que confirmó uno de los ataques, sin dar detalles sobre el número de muertos.

Para leer más