6 de abril de 2020
27 de junio de 2018

El presidente y el primer ministro designado de Líbano se reunirán el jueves para abordar la formación de Gobierno

El presidente y el primer ministro designado de Líbano se reunirán el jueves para abordar la formación de Gobierno
REUTERS / HANDOUT . - ARCHIVO

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente y el primer ministro designado de Líbano, Michel Aoun y Saad Hariri, respectivamente, mantendrán una reunión el jueves para abordar la formación de Gobierno en el país, según ha informado la agencia estatal libanesa de noticias, NNA.

Hariri ha telefoneado durante la jornada a Aoun para tratar la situación y ambos han acordado que el primer ministro designado visite mañana el palacio presidencial para hablar acerca de la composición del nuevo Ejecutivo.

El partido de Hariri, Al Mustaqbal, destacó el martes que Aoun tiene "un papel clave" que jugar para acelerar la formación de Gobierno.

"El bloque espera el papel clave de Aoun para superar el estado de anticipación y espera para determinar el formato final de la composición del Ejecutivo, en coordinación con el primer ministro designado", dijo en un comunicado.

Asimismo, pidió a todos los partidos que faciliten los esfuerzos de Aoun y Hariri y han negado que existan "presiones o condiciones previas" por parte de potencias extranjeras, según ha recogido el portal local de noticias Naharnet.

Hariri negó el 21 de junio que esté retrasando la formación de Gobierno y aseguró que los contactos se han acelerado para conseguir un acuerdo. Así, recalcó que "se ha presionado el botón de turbo para formar un Gobierno lo antes posible".

Además, Hariri expresó su deseo de que "se pueda finalizar con todo esto en un plazo de pocos días", antes de subrayar que "no hay obstáculos externos". "Existen obstáculos internos, pero pueden ser resueltos, ya que nada es imposible de resolver", remachó.

Aoun designó nuevamente como primer ministro a Hariri el 24 de mayo, después de que el líder del Movimiento Al Mustaqbal recabara los apoyos necesarios en el Parlamento.

La decisión de la Presidencia cumplió así con el complicado reparto de poderes en el país, que reserva el cargo de primer ministro a un suní. La reelección de Hariri se daba prácticamente por garantizada, debido a los apoyos con los que contaba el político.

Está previsto que el nuevo Gobierno sea un reflejo del aumento de los escaños obtenidos por Hezbolá y sus aliados, que cuentan con 70 de los 128 escaños del Parlamento, y la formación --considerada como un grupo terrorista por Estados Unidos-- podría obtener más carteras y de mayor relevancia.

Por su parte, Fuerzas Libanesas, un firme rival político del partido-milicia, espera igualmente reforzar su posición tras duplicar su número de escaños y llegar hasta los 15. El partido de Hariri, Al Mustaqbal (Futuro), perdió un tercio de sus representantes y se quedó en 22.

Hezbolá ha participado desde hace años en el conflicto en Siria, en violación de la Declaración de Baabda, firmada por todas los partidos políticos del país, que estipula la neutralidad de Líbano ante los eventos en la región, limitando su papel al control de la frontera y el tráfico de armas y combatientes.

Esta situación ha supuesto numerosas críticas al partido-milicia desde diversos sectores políticos y sociales de Líbano, especialmente desde los bloques de Al Mustaqbal y Fuerzas Libanesas, que piden además que el grupo entregue su arsenal y deje de operar al margen del Ejército del país.

Para leer más